Dominio de la Vega marida en el vino Finca La Beata y el arte de contar historias en El Poblet

La armonía entre un buen vino y una lectura no es nada nuevo. Pero sí es uno de los deleites que ha llevado a la Bodega Dominio de la Vega a proponer una forma distinta de apreciar el vino a través de una experiencia gastronómico-cultural en un evento denominado “Beber Experiencias” organizado en el restaurante El Poblet de Quique Dacosta.

eventoelpobletEl acto ha tenido como objetivo dar a conocer la última creación de la bodega, materializada en un vino de terroirFinca La Beata-, a través de un evento que ha conseguido que los invitados vivan una experiencia única, basada en el arte de contar historias capaces de transmitir las sensaciones inherentes al mundo de la enología, todo ello contextualizado en perfecta armonía con la creatividad gastronómica de Quique Dacosgta, quien ha elaborado una propuesta especial, basada en una cocina de equilibrio, capaz de respetar y potenciar las cualidades de un vino, que ha sido protagonista durante toda la velada.

quiquedacostaUna noche llena de sorpresas en la que el chef no quiso faltar para ver como su restaurante se había transformado, por una noche, en un efímero y nocturno club de lectura neoyorquino, donde el relato del vino fue portador de infinitas narraciones, todas ellas nacidas en la viña, contadas por sus elaboradores y encerradas hasta ser descubiertas por el paladar, el olfato y la curiosa mirada de quien lo aprecia. Por ello, este evento ha ofrecido la posibilidad de apreciar el vino, Finca La Beata, a través de una experiencia que ha llevado a los asistentes a la reflexión sobre él, con un carácter lúdico capaz de hacer valorar este vino, con la espontaneidad del descubrimiento, la madurez del conocedor y el placer compartido, en una noche que ha reunido a representantes de la gastronomía valenciana, expertos sumilleres y prescriptores.

evento el pobletEl acto ha estado conducido por Tonino Guitián como maestro de ceremonia, y ha contado con la reconocida artista Raquel Rodrigo, un referente en street-art, que ha asumido el reto de de reinterpretar la etiqueta de Finca La Beata en su obra, bordada en seda. 

Otro de los protagonistas indiscutibles de este evento ha sido el creador de Finca la Beata, su enólogo, Daniel Expósito, quien no dudó en confirmar que este vino es, sin duda, la expresión máxima de su trabajo, el objeto y espejo que refleja la historia de Dominio de la Vega. Como él mismo afirmó: “cuando en Dominio de la Vega nos encontramos con esta finca hace 20 años, en bodega nos dimos cuenta de que solamente sería un gran vino dejando que Beata expresara todo su carácter y personalidad; así nació Finca la Beata”

e02fb4356170e83cf4f4d83df0ebcafaDe esta forma, los comensales han compartido uno de los grandes valores de lo que en Dominio de la Vega se contempla como “el Arte de Vivir”, en esta ocasión representado en el arte de contar historias que transmiten el carácter de sus fundadores y de compartirlas a través de actos, de productos, y en especial, de la manera de disfrutarlos,

Finca La Beata es un vino procedente de bobal en Utiel-Requena. Se trata de un viñedo viejo de baja producción que es capaz de trasmitir al vino elaborado los matices, la concentración y la complejidad de su entorno. Este vino posee un color oscuro y profundo. Con sus aromas recuerda a la fruta roja muy madura y a ese monte tan típico del mediterráneo, Con el girar de la copa ya podemos observar un vino denso. Las sensaciones en boca de Finca la Beata termina de demostrar su origen y personalidad, intenso, sedoso y lleno de matices de fruta madura arropados por un final especiado y muy redondo.

Suscríbete a nuestra newsletter