Nuevos avances tecnológicos en agroalimentación

 2016-oct-agroalimentario-Idai-Nature-laboratorio

Cada una de las empresas con las que hemos hablado esta trabajando en nuevos métodos, modelos, variedades, productos o servicios que al final del proceso de investigación mejoran la calidad de vida del consumidor final.

 [masinformacion post_ids=”88295,88316,88353,88432,88447,88457,88460″]

 

2016-oct-agroalimentario-Biopolis-Daniel-R-CalvoAsí, Biopolis, tal y como subraya R. Calvo, su mayor activo es el modelo C. elegans“Fuimos los primeros en ofertarlo como modelo de evaluación y fue rompedor por el avance que supone en tiempo y costes, algo fundamental para la industria alimentaria o farmacéutica gracias a su rigurosidad cientítica”. En concreto, –describe–, se trata de un gusano que mide un milímetro y solo tiene 1.020 células, pero lo más importante es que “tiene el 45 % de su genoma conservado con respecto a los humanos, lo que permite desarrollar modelos que imitan la obesidad humana, la diabetes o el Alzheimer para evaluar centenares de ingredientes y ver cuál funciona mejor. Es decir, que además de evaluar si la ingesta de un ingrediente tiene algún efecto beneficioso, podemos determinar cómo es el mecanismo de acción y, por tanto, validarlo científicamente”.

En Biopolis también han desarrollado e implementado un robot –solo va a haber dos en el mundo: uno en Filadelfia y otro en Valencia– “que nos va a permitir trabajar de manera automatizada grandes volúmenes de datos y con mayor rapidez y, sobre todo, se va a aplicar a medir curvas de esperanza de vida”, incide R. Calvo.

2016-oct-agroalimentario-Idai-Nature-Carlos-LedoPor su parte, uno de los últimos lanzamientos de Idai Nature ha sido el Idai Booster“un producto biotecnológico ecológico que aumenta el cuaje de frutos y la productividad en general al disminuir el número de abortos florales”, detalla Ledó.

Además, otro ejemplo del trabajo de I+D de esta compañía es el Idai K Plus, cuya formulación permite al cultivo asimilar el potasio directamente sin tener que consumir energía que es aprovechada por la planta para realizar otros procesos fisiológicos. “El resultado de la aplicación de esta tecnología, –destaca Ledó–, es una mejora de su tamaño y un aumento del contenido en azúcares”.

 

2016-oct-agroalimentario-Sakata-Aghata-Agudelo

Desde  Sakata, su R&D Special Projects, destaca que “aunque en el mercado de semillas hay una clara orientación al precio, se buscan variedades que potencien el sabor y aseguren la homogeneidad del producto sin que esto suponga sacrificar otros atributos comerciales”.

En lo que se refiere a proyectos en consorcios de colaboración público-privada, Agudelo describe que se está apostando por la I+D con vistas a la explotación del material por parte de la industria agroalimentaria y en colaboración con esta. “Esto nos permite identificar necesidades específicas de un determinado sector y mercado. Además, el intercambio de información con eslabones de la cadena más próximos al consumidor final nos permite realizar un mejor análisis de las tendencias de dicho mercado”.

Fruta sana y sin enfermedades

En esta misma línea, desde Tecnidex subrayan que para conseguir que la fruta llegue sana al consumidor requiere mucha I+D+i. “Actualmente estamos llevando a cabo distintos proyectos para mantener las frutas y hortalizas frescas más tiempo”, recalca García-Portillo.

Manuel García-Portillo

Manuel García-Portillo

Además, Tecnidex ha colaborado con nuevos proveedores para desarrollar soluciones precosecha con acción poscosecha y soluciones poscosecha para hortalizas y para productos vegetales mínimamente procesados en fresco (IV Gama). “Soluciones que prolongan la vida comercial, reducen los daños mecánicos, evitan podredumbres y conservan la frescura y el aspecto natural de los frutos”, acentúa García-Portillo.

Del mismo modo, la constante aparición en el mercado de nuevos productos fitosanitarios para la protección de frutas y hortalizas obliga a tener a punto unos elementos biológicos (biosensores) específicos para cada uno de ellos, lo que ha dado continuidad al proyecto Sabio“Durante el último año, este proyecto de sistema de biosensores se ha reactivado para poder seguir disponiendo de métodos rápidos para controlar y detectar estas nuevas materias activas que permitirá poder medir sus concentraciones en frutas y hortalizas, así como en aguas de vertidos, directamente en la central hortofrutícola”, argumenta.

Además de los productos fitosanitarios poscosecha, en los que en algunos de ellos Tecnidex es pionera en el ámbito mundial, también desarrollan las tecnologías Control TEC que sirven para: la minimización del consumo de agua en centrales hortofrutícolas; la reutilización de los caldos de las balsas de tratamiento y drenchers (duchadoras de palés); la depuración de las aguas residuales fitosanitarias; y la reutilización de las aguas residuales depuradas con usos no alimentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter