La información económica de los líderes

Puig lleva a Madrid, arropado por los firmantes del manifiesto, la reivindicación de financiación justa

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido en Madrid una propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica que permita dar solución a las desigualdades entre territorios. “El reto que nos planteamos es que el problema valenciano pase a ser parte de la solución española”, ha subrayado el responsable del Consell.

foto_1_madridPuig, acompañado de los miembros del ejecutivo valenciano, se ha pronunciado en estos términos durante el acto por una financiación justa organizado por la Generalitat en Madrid y que ha congregado en el Circulo de Bellas Artes de la capital a entidades empresariales, sindicatos, asociaciones, universidades y representantes de las principales instituciones valencianas.

El president ha reivindicado la necesidad de mostrar con este acto en Madrid la urgente necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica que acabe con el “trato injusto” que recibe la Comunitat Valenciana. “El pueblo valenciano ha expresado un sencillo, pero solemne ‘hasta aquí hemos llegado’ y era imprescindible que se escuchara” en la capital española, ha subrayado en alusión a la campaña de adhesiones al manifiesto por una financiación justa, suscrito por centenares de asociaciones y por más de 300 alcaldes de la Comunitat.

Puig aseguró que lo que pretende es aportar al tablero político una propuesta de financiación que se formula “desde la Comunitat Valenciana”, pero que no es “para la Comunitat Valenciana”, sino para el conjunto de España. “Estamos ante una cuestión de Estado”, porque no se está cumpliendo la Constitución, ha dicho.

foto_2_madridAnte el debate que se está produciendo esta semana en Europa sobre la posibilidad del bloqueo de los fondos estructurales a España y a Portugal por incumplimiento del déficit, Puig ha subrayado que las comunidades autónomas son las que mayor esfuerzo han realizado en el recorte de ese déficit. Por ello, ha defendido que el peso de esta situación “no puede recaer exclusivamente en las comunidades autónomas porque son las que gestionan esos fondos que llegan de Europa y que son esenciales para el desarrollo económico y social”.

Agregó que hay que acabar con el tópico del ‘Levante feliz’, pese a que la valenciana es “la única autonomía pobre que aporta como una rica” y cuenta con unos recursos por habitante “que están entre un 11% y un 12% por debajo de la media y que la alejan en más de un 30% de las comunidades de régimen común mejor financiadas”.

Discriminación histórica

La vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, ha asegurado, por su parte, que la “discriminación histórica” en materia de financiación que sufre la Comunitat “impacta en la vida cotidiana” de las personas, especialmente de quienes más necesitan la protección y el abrigo de los poderes públicos”. “Hay más de cinco millones de españoles que sufren una discriminación inconstitucional”, ha aseverado. “Hay un consenso absoluto de todas las fuerzas políticas, sindicales, del mundo académico y empresarial, entidades del tercer sector, entre otros” en esta reivindicación.

Suscríbete a nuestra newsletter