Los family office valencianos buscan la profesionalización para garantizar el futuro

La profesionalización de los family office de los grupos empresariales es clave para su desarrollo en la Comunidad Valenciana. Ésta ha sido una de las principales conclusiones de la séptima sesión del Foro de Asesoramiento Patrimonial, promovido por la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF) y su colectivo de socios.

FAPSeptiembre05Los family office consideran que con la nueva regulación se conseguirá una mayor transparencia, independencia y alineación de intereses entre clientes y entidades.

Tal y como ha explicado Pilar Lloret, “Grupo Zriser nace en 2007 por iniciativa de los hermanos Ana y Pablo Serratosa Luján, que decidieron cambiar su estrategia de gestión del patrimonio familiar”, hasta ese momento basada esencialmente en adquisiciones e inversiones empresariales, para evolucionar hacia una estrategia de inversión y distribución de activos basada en tres grandes áreas: Inversión en mercados de capitales, inversión inmobiliaria y adquisiciones empresariales. “El objetivo principal de su modelo de gestión es la preservación del patrimonio y de nuestro negocio familiar, y su desarrollo a través de las siguientes generaciones”, ha puntualizado. Actualmente gestionan en torno a 300 millones de euros, “con un enfoque conservador, pero sin renunciar al crecimiento del patrimonio”, aportando valor, creando empleo y sin olvidar la gran tradición del grupo familiar en la Comunidad Valenciana. Para Lloret, para conseguir que el Grupo Zriser transmita su legado a las futuras generaciones, es necesaria la formación continua de los nuevos miembros de la familia y la profesionalización del grupo.

Por su parte, Santiago Royo ha indicado que Family Office Invext Corporation nace para aglutinar los activos empresariales y darles un enfoque empresarial y estratégico combinado con los servicios a la familia. El patrimonio proviene del negocio principal de fabricación de muebles de baño fundado en 1982. Royo Group actualmente factura 70 m€, cuenta con 700 trabajadores, y plantas de producción de España, Polonia y México. El objetivo principal de la family office es “la preservación del capital a largo plazo con un crecimiento real del 2% anual. Y dar soporte a la familia desde el punto de vista empresarial y social. Con un riesgo controlado y una liquidez de las inversiones acorde con el riesgo asumido”, ha apuntado. Para ello cuentan con una cartera diversificada de negocios: private equity, financiero e inmobiliario.

Suscríbete a nuestra newsletter