Ava-Asaja pide el bloqueo de la liberalización de exportación de naranja sudafricana

Las organizaciones españolas representativas del sector citrícola se han dirigido a los miembros del Parlamento Europeo y a la Secretaría de Estado de Comercio de España, para protestar contra el acuerdo de Asociación entre la UE y Sudáfrica e incluso pedir su bloqueo en última instancia.

2015-mayo-programas-politicos-Frutas-naranjasDichas organizaciones consideran que esta liberalización –de la que no habían sido prevenidos y que no ha sido precedida del debido estudio de impacto– supondría “un durísimo golpe para el sector”. Un sector extremadamente sensible a cualquier sobreoferta –especialmente en el comienzo de su campaña– y que encuentra en los últimos años serias dificultades para garantizar la rentabilidad de sus productores. Por otra parte, han alertado sobre la situación del mercado comunitario: muy saturado, en el que ya entraron en 2015 más de 400.000 toneladas de naranjas sudafricanas y que está aún más copado, después del veto ruso a las importaciones de la UE. Las organizaciones han lamentado finalmente, la falta de reciprocidad y el desequilibrio entre las negociaciones de la administración europea destinadas a abrir las puertas de la UE –“que son extremadamente rápidas, eficaces y opacas”– y la política comercial ofensiva de la UE, incapaz de eliminar los aranceles y de evitar las barreras no arancelarias y que se basa en lentos y costosísimos “protocolos de exportación” que limitan la competitividad de los operadores que pretenden abordar mercados de terceros países.

El acuerdo permite a Sudáfrica exportar naranja a la UE libre de impuestos hasta finales de noviembre, lo que para los productores europeos de naranja supone incrementar el volumen de naranjas -segundo exportador mundial tras España- en el mercado comunitario justo en el periodo de máxima actividad de la producción española.

AVA-Asaja, en un comunicado, señala que “las producciones mediterráneas pagarían el coste de las relaciones comerciales y políticas de la UE con países terceros”.  A través de la carta remitida a las autoridades comunitarias, las organizaciones agrarias han criticado también “la falta de transparencia, la ausencia de un estudio de impacto y de medidas compensatorias para los perjuicios que ocasionaría el Acuerdo” . Han manifestado, finalmente, su rechazo rotundo del Acuerdo pendiente de ratificación y han solicitado al Gobierno de España y al Parlamento Europeo que se opongan en su ratificación.

Por último, el comunicado alerta sobre la falta de control fitosanitario de las importaciones citrícolas desde Sudáfrica, país al que acusan de no atajar problemas como la plaga de mancha negra que pone en peligro 600.000 hectáreas de cítricos europeos.

Suscríbete a nuestra newsletter