Soler acusa a Montoro de "chantaje intolerable" a través de la financiación autonómica

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha reclamado al Gobierno central que rectifique y cumpla con su compromiso de ampliar el techo de déficit de 2016 del 0,3% al 0,7% del PIB, una medida que supondrá para la Comunitat Valenciana 400 millones más destinados a pagar a los proveedores, pymes y familias valencianas. “No hay razón alguna para que el Gobierno de España no proceda a clarificar que el techo de gasto, como se comprometió en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 28 de abril, pase del 0,3% al 0,7%. Si no lo hace, es porque no quiere”, ha aseverado el conseller tras defender que la Ley 50/1997, del Gobierno, actualmente vigente, permite al Ejecutivo central aprobar medidas como ésta simplemente apelando al interés general, “una condición que es obvio que se da”.

Vicent Soler "hace los deberes", pero no deja de reivindicar una financiación justa

Vicent Soler ha emplazado al Ejecutivo central a “no jugar con el dinero de todos” con fines “que se antojan electorales” y, sobre todo, a “no jugar con los proveedores, familias y pymes, a los que se castiga con una actitud que supondría bloquear 400 millones para la Comunitat Valenciana que van destinados a ellos”.

La citada ley de Gobierno limita las decisiones que puede adoptar un ejecutivo en funciones, entre las que figura el veto a aprobar proyectos de ley, y para las actuaciones que no sean objeto de ley (los objetivos de estabilidad son acuerdos de Consejo de Ministros), establece en su artículo 21.3 que “limitará su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvo casos de urgencia debidamente acreditados o por razones de interés general cuya acreditación expresa así lo justifique, cualesquiera otras medidas”.

En la reunión del 28 de abril, el CPFF informó favorablemente sendas propuestas de objetivos de estabilidad y deuda pública para 2016 y para 2017-2019, según el trámite establecido en el artículo 15.1 de la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. El Gobierno dio por hecha la aprobación de esta medida, y así lo difundió públicamente. Sin embargo, este domingo el ministerio trasladó que no podría materializar esta medida alegando que un Gobierno en funciones no puede llevar al Parlamento unos nuevos objetivos ni el aumento de la financiación que comportan.

Soler ha acusado al Ministerio de Hacienda de estar “haciendo un chantaje intolerable a las comunidades” con el fin de “presionar” para facilitar la investidura del presidente en funciones. Criticó que el Gobierno alegue que “está en funciones para unas cosas y, en cambio, para imponer recortes o solucionar el problema de la financiación (aunque sea transitoriamente mediante una aportación extraordinaria), se aplique con crueldad presupuestaria. Es un Gobierno irresponsable, antiautonomista y, en lo que afecta a la Comunitat, antivalenciano”.

Soler ha censurado que el Ejecutivo “da a unas comunidades un dinero que no tienen que devolver y a otras, como la valenciana, unos recursos que tenemos que devolver y con intereses” a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). “No es la solución, es un sistema perverso que nos ha costado 1.256 millones en intereses desde 2012, pero ahora encima nos niegan también esta vía”, ha censurado el conseller.

La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, ha manifestado que “Montoro miente doblemente. Sabe perfectamente que en la reunión del CPFF del 28 de abril nunca se nos dijo que el acuerdo para la ampliación del déficit autorizado estaba supeditado a la formación del nuevo gobierno y sabe perfectamente que la formación del nuevo gobierno no es un impedimento legal para su aplicación“.

Para Ferrando, en el caso de la Comunitat Valenciana, fijar el techo de déficit en el 0,7% del PIB “es una limosna; ahora, reducirlo al 0,3%, recortarlo en 400 millones, supondría un sacrificio inasumible”. La secretaria autonómica ha alertado de que la Comunitat Valenciana “tiene un dèficit de financiación de unos 1300 millones de euros. Si además vamos a disponer de 400 millones menos, aunque sean en préstamos a devolver, a diferencias de otras autonomías, que Montoro o el presidente en funciones, Mariano Rajoy, nos expliquen cómo pagamos nuestros colegios, nuestros hospitales y la atención social”.

Suscríbete a nuestra newsletter