La información económica de los líderes

Otro viernes negro: el Brexit desata el pánico en las bolsas y la libra se hunde

La opción de abandonar la Unión Europea se alza con la victoria en el referéndum celebrado en Reino Unido en la jornada de ayer, con cuatro puntos de ventaja sobre la opción de permanencia (52/48). El resultado, como apunta un primer informe de Banca March, ha sorprendido a unos mercados que habían apostado claramente a favor de la permanencia en las últimas sesiones. En los cinco días anteriores a la votación:

mercados-24junio-brexit-U10107938990WMD--620x349@abc– Eurostoxx50: +7,75%
– IBEX35: +9,87%
– SP500: +1,7%
– FTSE100: +6,5%
– Bono Español a 10 años: -14 pbs en TIR hasta 1,47%
– Prima de riesgo España: -25 puntos básicos.
– Libra contra Euro: +2,5%
– Libra contra Dólar: +3,5%

Las primeras señales de los mercados antes de la apertura en Europa muestran fuertes movimientos en los activos de riesgo. Los mercados de divisas están reaccionando con gran virulencia, especialmente en el cruce de la libra frente a las monedas consideradas refugio; la divisa británica se hunde frente al billete verde un 11% hasta mínimos de 1985; el movimiento frente al yen se amplía hasta el 16%, y un 9,5% frente al franco suizo.

En cuanto al euro, observamos una apreciación del 7% frente a la libra hasta 0,82, pero se devalúa también con intensidad frente a las monedas refugio.: -3,6% frente al dólar (1,095), -7,8% frente al yen y -2,3% frente al franco suizo.

En materias primas, también elevados niveles de volatilidad; el oro, activo refugio por excelencia, avanza un 6% hasta alcanzar los 1.330 USD por unidad, mientras que el crudo se desploma un 6% hasta niveles de 47 USD para la referencia Brent.

En las bolsas, fuertes descensos en Asia tras conocerse las primeras informaciones que apuntan a la victoria del Brexit. El Nikkei japonés se deja más de un 8%, impactado por la apreciación del yen, mientras que el resto de los mercados asiáticos se mueven en niveles más contenidos, desde el -1% de las bolsas chinas continentales al -5% de Hong Kong.

En los mercados de futuros, las preocupaciones de los inversores comienzan a plasmarse en la preapertura de los mercados europeos. El futuro del índice londinense, FTSE100 se anota una caída del 8,5%. En Estados Unidos, el futuro del SP500 amanece con recortes del 5%. Para el Eurostoxx50, la caída en estos momentos es del 11%.

Parece pues claro que los mercados se preparan para vivir una sesión de pánico vendedor.

Posible impacto a medio plazo.
El informe emitido por Banca March considera que la salida del Reino Unido de la UE tendrá un impacto negativo a escala global, aunque no lo suficientemente profundo como para causar un escenario de recesión. El peso del Reino Unido es del 4% del PIB mundial, y un 3% a nivel de flujos comerciales. Sin embargo, el principal riesgo se centra en el deterioro de las condiciones financieras mundiales, más complejo de estimar.

La atención ahora pasará al escenario de las negociaciones sobre la nueva relación que mantendrá el Reino Unido con la Unión Europea, que se prolongarán durante años.

El Fondo Monetario Internacional trabaja sobre dos escenarios: I) se logran acuerdos con condiciones similares a las actuales de acceso al mercado único: en este escenario, el PIB británico se reduciría en 1,4 p.p. hasta 2019 y la inflación se acercaría al 3% y II) las negociaciones no van por buen camino y se incrementa la incertidumbre: en este escenario, la caída acumulada del PIB subiría hasta 5,6 p.p. y la inflación superaría el 4%, derivada de una depreciación de la libra que podría
llegar al 20%. En el resto de Europa habría efectos económicos contrapuestos.

Por un lado, la deslocalización de actividad económica y financiera desde el Reino Unido podría beneficiar la Europa Continental. El problema se podría volver a poner en entredicho el proyecto de integración europea con lo que aumentaría la probabilidad de una crisis de deuda pública, menos intensa ahora que en anteriores ocasiones por el rol del BCE.

En conclusión, pese a que consideramos que el efecto sobre la economía global será negativo, dependerá en gran medida del marco de negociación de la nueva relación bilateral entre Reino Unido y la Unión Europea, por lo que será difícil de cuantificar hasta que conozcamos las primeras líneas de negociación entre las partes. Esta incertidumbre no será positiva para los mercados, que no otorgarán el beneficio de la duda, por lo menos en el corto plazo.

Actuación en el corto plazo
Sobre los activos de riesgo, Banca March recomienda una postura de mayor prudencia con vistas al medio plazo. Esperamos un comportamiento negativo de los activos de riesgo en general, por un empeoramiento de las perspectivas económicas y de las condiciones financieras, especialmente en Europa.

Sin embargo, Banca March recomienda  prudencia en las operaciones durante la jornada de hoy, por la elevada volatilidad que habrá en los mercados, y por la alta posibilidad de actuación conjunta de los bancos centrales, que se reúnen en estos momentos
de urgencia para tomar medidas coordinadas para estabilizar la situación en el corto plazo.

La elevadísima volatilidad que esperamos en las próximas jornadas puede llevar a la sobrerreacción de los mercados en el corto plazo que recomienda mantener la calma durante las primeras sesiones.

Suscríbete a nuestra newsletter