La fusión con Siemens hará de Gamesa el líder mundial en la construcción de aerogeneradores

Iberdrola seguirá teniendo una participación significativa en Gamesa una vez culmine el proceso de fusión entre Gamesa y Siemens. Iberdrola mantendrá un 8,1% del capital social de la compañía.

En el marco de este proceso, la empresa presidida por Ignacio Galán, como accionista de referencia de Gamesa con una participación hasta el momento del 19,686%, ha cerrado un acuerdo con la compañía alemana para dar paso a un líder mundial en la fabricación de aerogeneradores que tendrá su base en España.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, en un aerogenerador marítimo

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, en un aerogenerador marítimo

El nuevo operador cotizará en las bolsas españolas, según ha manifestado el propio Galán. Tras meses de conversaciones, Iberdrola considera que la combinación de Gamesa y Siemens dará lugar a una empresa con un potencial y una fortaleza que no tendrían por separado.

Tan importantes como el nacimiento de un líder mundial con sede española son los beneficios que con la operación obtendrán todos los accionistas minoritarios de Gamesa, que Iberdrola ha tenido presentes en todo el proceso de negociación de su acuerdo con Siemens. Así, los accionistas de Gamesa recibirán un importe de 3,75 euros por acción vía dividendo extraordinario, que se abonará tras la culminación de la fusión, y se beneficiarán de las sinergias estimadas de 230 millones de euros anuales en términos de Ebit.

El acuerdo de accionistas firmado entre Iberdrola y Siemens tiene por objeto fundamental la defensa de todos los accionistas de Gamesa y, en especial, de los minoritarios, garantizándose mediante este pacto que el control ejercido por Siemens tenga los correctos contrapesos y controles internos, una adecuada presencia de independientes en el Consejo y una apropiada gestión de la Sociedad, mediante la aplicación de las mejores prácticas de gobierno corporativo.

La nueva compañía mantendrá en España su sede social, así como su sede funcional y efectiva como matriz del grupo, y la sede de su negocio eólico terrestre. La sede del área eólica marina se establecerá entre Alemania y Dinamarca. Además, la empresa continuará cotizando en el mercado continuo español.

El acuerdo de accionistas entre Iberdrola y Siemens garantiza, además, la representación de la primera en el máximo órgano de gestión de la Sociedad resultante: su consejo de administración, que quedará integrado por 13 miembros.  De ellos, inicialmente dos serán consejeros dominicales de Iberdrola, que no podrán participar en las decisiones comerciales de Gamesa que afecten a clientes competidores de Iberdrola.

Gamesa y Siemens han cerrado un acuerdo de fusión por el que los activos y pasivos de la segunda se integrarán en la primera a cambio de acciones de Gamesa. Para ello, la compañía vasca llevará a cabo una ampliación de capital, que será suscrita íntegramente por la compañía alemana.

Como consecuencia de la operación, Siemens tendrá un 59% del capital social de la nueva compañía, mientras que los actuales accionistas de Gamesa contarán con un 41%.Entre estos accionistas se encuentra Iberdrola, que se mantendrá con una participación en el capital social de la nueva Gamesa del 8,1%.

La compañía presidida por Ignacio Galán deberá recibir por este concepto, teniendo en cuenta que actualmente posee 54,976 millones de títulos de Gamesa, un importe de 206,16 millones de euros. Esto supone un 26% sobre el precio de cierre de la acción de Gamesa del día 28 de enero de 2016.

De acuerdo con el calendario previsto, se espera que la fusión entre Gamesa y Siemens Wind Power se haga efectiva en marzo de 2017.

Suscríbete a nuestra newsletter