La información económica de los líderes

El BBVA teme que otra ola disruptiva genere modelos de negocio que dejen fueran de juego a la banca

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha explicado esta mañana que “el cliente será el más beneficiado” por la transformación que está experimentando la banca. BBVA está “redefiniendo su propuesta de valor con la intención de convertirse en un banco mejor para nuestros clientes”, explicó en el XXIII Encuentro del Sector Financiero organizado por Deloitte. “Tenemos la oportunidad de impactar positivamente en la vida de las personas, apoyándoles en la gestión de sus finanzas y ayudándoles a conseguir sus objetivos vitales.”

Carlos Torres Vila“La tecnología permite dar mayor calidad al cliente, siendo más eficientes”
Carlos Torres Vila considera que la forma de “convertirnos en un banco mejor para nuestros clientes” es poner al servicio del cliente los beneficios que aporta la tecnología, ayudándoles a gestionar sus finanzas, proporcionando las mejores soluciones bancarias y apoyándoles en la planificación y toma de decisiones. Todo ello está condensado en el propósito del Grupo BBVA: “poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”, recordó el consejero delegado durante su intervención en el encuentro Retos y oportunidades de la industria bancaria.

Hizo hincapié en que la forma de hacer banca está cambiando debido a la entrada de nuevos competidores, a la aparición de desarrollos tecnológicos con potencial para redefinir el negocio bancario y al cambio de actitud de los clientes, que quieren interactuar con su banco en cualquier momento y en cualquier lugar. Todo ello podría llevar a que una nueva ola disruptiva provoque la creación de nuevos modelos de negocio que dejen fuera a las instituciones bancarias.

En este sentido, Carlos Torres Vila aseguró que el Grupo BBVA cuenta con una sólida posición de partida para hacer frente a este nuevo entorno. Entre las fortalezas de BBVA, destacó un modelo de negocio atractivo y centrado en el cliente; una elevada diversificación geográfica; una política de riesgos basada en la prudencia y la proactividad; y unos ratios de capital sólidos y de alta calidad.

A continuación, el consejero delegado repasó las seis prioridades estratégicas de BBVA para convertirse en un banco mejor para sus clientes:

1. Ofrecer la mejor experiencia de cliente, mediante soluciones sencillas y adecuadas.

2. Impulsar las ventas digitales, especialmente a través del móvil.

3. Desarrollar nuevos modelos de negocio, bien internamente o mediante alianzas con terceros.

4. Optimizar la asignación de capital, dando prioridad a las inversiones y decisiones de negocio que proporcionen un mayor retorno sobre el capital regulatorio.

5. Mantener un liderazgo en eficiencia, valiéndonos de la tecnología para simplificar los procesos, y preservando la experiencia del cliente y la calidad.

6. Desarrollar, inspirar y retener al mejor equipo.

A modo de conclusión, reiteró que el ecosistema financiero está siendo redefinido por el entorno macroeconómico, la regulación y las nuevas tecnologías. En este contexto, aseguró que BBVA está bien posicionado para aprovechar este nuevo entorno por la recurrencia de sus ingresos, bien diversificados; una óptima gestión del riesgo y una sólida posición de capital. Y subrayó que tiene una visión clara y una hoja de ruta definida, con la ambición de transformarse en un banco mejor para sus clientes, apalancándose en la tecnología y el uso de los datos.

Suscríbete a nuestra newsletter