La información económica de los líderes

Aiju participa en el diseño de Ibus, una herramienta para personalizar y fabricar juguetes

¿Cómo prefieren los niños los juguetes que reciben? ¿Exactamente iguales a como los fabrican o, una vez adquiridos, cambiarían algo? ¿Cómo les gustaría a los padres que fueran los juguetes que compran a sus hijos?

Estas preguntas son las mismas que se han hecho los investigadores de la Universidad de Limerick (Irlanda) y Aiju (Instituto Tecnológico del producto infantil y ocio), junto a un grupo de expertos de otras instituciones académicas y empresas de toda Europa y han planteado una plataforma online pionera que permitirá personalizar al máximo los juguetes y productos de ocio infantil.

IBUS_kickoffmeeting-px1038x250Esta novedosa herramienta tiene como objetivo que los consumidores puedan diseñar fácilmente y a través de internet sus propios productos, tanto desde casa, como desde terminales habilitados en su tienda habitual, con el objetivo de satisfacer plenamente las necesidades de cada usuario, siempre bajo los parámetros de seguridad del juguete, calidad y sostenibilidad.

De este modo, los niños y sus padres pueden impulsar su creatividad y obtener, de un modo divertido y educativo, productos innovadores personalizados que se ajustan totalmente a sus necesidades, independientemente de la edad del niño. Estos productos se fabricarán localmente a un coste asequible, y contribuirán así al desarrollo local y/o regional.

En el caso de la participación española, junto a Aiju, colaboran las empresas Juguettos y Fábrica de Juguetes SLU.
Los establecimientos adheridos a esta iniciativa se integran en los denominados “Laboratorios de Fabricación” o Fab Labs donde los usuarios, sin conocer las complejas técnicas de fabricación, podrán diseñar su juguete o producto infantil con el apoyo de los comerciantes.

Una ayuda a los distribuidores tradicionales

La plataforma Ibus supone una oportunidad de negocio para los distribuidores de juguetes tradicionales, que de esta forma conocen de primera mano los gustos y tendencias de los usuarios, refuerzan sus vínculos con el consumidor y complementan además su actividad tradicional. Los fabricantes de juguetes, por su parte, suman una nueva línea de negocio que les permite la producción de pequeñas tiradas, o incluso de productos únicos, y de este modo se adaptan de una forma más flexible a la demanda.
Reducir sus excedentes de producción e incluso realizar ofertas específicas en función de sus excedentes de materia prima son otras de las ventajas que les reporta la iniciativa.

Aiju participa en todas las tareas del proyecto, que van desde el área de seguridad del juguete, hasta la de medioambiente, pasando por los departamentos de pedagogía, mercado y producto, diseño, tecnologías de la información, materiales y procesos de fabricación aditiva/impresión 3D.

El proyecto permitirá a los fabricantes de juguetes explotar de forma selectiva tecnologías disruptivas como Internet y la fabricación aditiva o impresión 3D para cubrir las necesidades locales de productos personalizados seguros. De esta forma, impulsará las economías locales y nacionales para revitalizar el comercio minorista y fabricación locales.

Suscríbete a nuestra newsletter