La información económica de los líderes

PwC: “La auditoría aporta valor añadido a la compañía a la hora de tomar sus decisiones”

2016-febrero-Auditoria-PwC-Sandra-DeltellPara Sandra Deltell, socia directora de PwC en la Comunitat Valenciana y Murcia, el principal cambio que introduce la nueva Ley de Auditorías y que califica como “el más mediático” es la rotación obligatoria de la firma de auditoría en todas las entidades de interés público (EIP).

Adicionalmente, –continúa– se han ampliado los servicios que no se permite que los auditores presten a sus clientes auditados y se han establecido límites monetarios sobre los servicios distintos a la auditoría que se pueden prestar a dichos clientes”.

[masinformacion post_ids=”68068,68133″]

Deltell razona también que se ha mejorado sustancialmente el contenido e información del informe de auditoría para las EIP ya que incorpora, al informe vigente en la actualidad, “una descripción de los riesgos considerados más significativos de la existencia de incorrecciones materiales, incluidas las debidas a fraude; y un resumen de las respuestas del auditor a dichos riesgos y, en su caso, de las observaciones esenciales derivadas de los mencionados riesgos”.

– Pero, además de los cambios que la nueva LAC plantea para las firmas auditoras, ¿qué otros cambios afectan a las compañías auditadas?

– Como consecuencia de la nueva definición de entidad de interés público, muchas sociedades van a tener que ampliar sus órganos de control y establecer nuevos procedimientos, con el objetivo de mejorar la supervisión y el seguimiento de los estados financieros, mediante la obligación de establecer una comisión de auditoría.

Dicha comisión de auditoría, salvo excepciones determinadas por la norma, estará compuesta exclusivamente por consejeros no ejecutivos, nombrados por el consejo de administración, la mayoría de los cuales, al menos, deberán ser consejeros independientes y uno de ellos será designado teniendo en cuenta sus conocimientos y experiencia en materia de contabilidad, auditoría o en ambas.

– Nuestro tejido empresarial no se caracteriza por la presencia de grandes y/o medianas empresas. En tales circunstancias, ¿el nuevo marco normativo que entrará en vigor en junio puede servir para ensanchar el mercado de la auditoría en la Comunidad Valenciana o no va a contribuir a ello?

– En principio, el nuevo marco normativo tiene un gran efecto sobre las entidades de interés público, que entre otras son las entidades cotizadas, las entidades bancarias, aseguradoras… o aquellas sociedades que tengan un volumen de negocio y empleados superior a 2.000 millones de euros y 4.000 empleados respectivamente.

Por este motivo, y considerando el tejido empresarial valenciano, no se espera un gran impacto en el mercado actual de la auditoría de la región.

– Una tendencia que marca el momento actual de las compañías es la importancia de los procesos de internacionalización y de exportación. La nueva LAC, ¿incorpora obligaciones específicas para las empresas con presencia u operaciones en mercados exteriores?

– La nueva LAC no incorpora obligaciones adicionales a las ya existentes para las sociedades que estén inmersas en procesos de internaciolización, si bien, el requerimiento de comunicación del auditor con el comité de auditoría (en el caso de las EIP), implicará la realización de un análisis por parte del mismo de información requerida por la norma, relativa a las distintas filiales que pueda tener la sociedad.

– ¿Cómo van a incidir en el modelo de negocio de las empresas de servicios profesionales en España los cambios que incorpora la nueva LAC?

– Desde ya hace años, PwC ha tenido un enfoque al mercado completamente multidisciplinar, potenciando igualmente las distintas líneas de servicio, de forma que pudiéramos ofrecer a nuestros clientes una solución integral en cuanto a sus necesidades de servicios profesionales en el ámbito de la auditoría, la consultoría, el asesoramiento fiscal y legal, y el asesoramiento en transacciones. Esto ha permitido que hoy por hoy, PwC sea una firma equilibrada, por lo que no prevemos ningún cambio en nuestro modelo de negocio como consecuencia de la nueva LAC.

– ¿Prevé que por efecto de la nueva norma haya un incremento de la competencia en el mercado de la auditoría o por el contrario, piensa que no va a influir al respecto? 

– El mercado de auditoría en España es actualmente tremendamente competitivo  y la presión sobre los precios ha hecho que tengamos unas tasas de auditoría muy por debajo de la tasa media del servicio de auditoría en Europa y del resto del mundo.

En cuanto a la aplicación de la nueva LAC, no esperamos un incremento de la competencia como consecuencia de la misma, ya que los principales cambios introducidos por la LAC afectan a las EIP, que normalmente son grandes corporaciones que necesitan un auditor que le ofrezca cobertura en el ámbito internacional y con una amplia experiencia en gestión en proyectos internacionales.

Desde PwC nos adaptaremos a las exigencias de la norma, cumpliendo escrupulosamente con la misma, sin que esto suponga ningún cambio en nuestro modelo de negocio.

– En esta misma línea, ¿piensa que la nueva normativa va a exigir cambios en los procesos de formación y selección de profesionales cualificados por parte de las firmas auditoras?

– En PwC estamos convencidos de que un buen proceso de selección y formación es clave para asegurar la calidad y el rigor de nuestros servicios.

Una vez finalizada la formación adicional impartida a todos los profesionales de PwC respecto a los cambios regulatorios, no consideramos necesaria ninguna modificación de nuestros procesos de formación, ya que son muy extensos y de una alta calidad.

Suscríbete a nuestra newsletter