Samsung presenta en Valencia los espectaculares Galaxy S7 y S7 edge

Samsung presenta en Valencia los espectaculares Galaxy S7 y S7 edge

Ya no se puede hablar de teléfonos móviles. Los nuevos Samsung Galaxy S7 (de 5,1 pulgadas) y S7 Edge (5,5) son, como dice la firma coreana, la llave de todo un ecosistema de comunicaciones que se convertirá en el centro de gestión del internet de las cosas. El periodo de precompra está abierto, con un precio de 719 euros en el caso de la S7 y de 819 en el modelo Edge.

DSC_0273Los cuatro pilares sobre los que se asienta el nuevo S7 son, por un lado, un diseño sin límites, un aparato extraplano, de bordes redondeados que, en el Edge, curva la pantalla para disponer en ella las aplicaciones más usadas.

Los nuevos modelos presentan una cámara muy mejorada, incluso en las peores condiciones de luz. La carga puede ser ultrarrápida e inalámbrica; tiene un sistema avanzado de gestión de la energía; el segundo pilar es una cámara foto/vídeo dual pixel, la primera de su género en un smartphone, que permite realizar fotos o vídeos incluso en situaciones límite de iluminación; el tercero es la aplicación de pagos de Samsung y, finalmente, la complementariedad del aparato con la realidad virtual, que le permite explorar un horizonte infinito de posibilidades, desde compartir una experiencia hasta funciones formativas, con el nuevo visor Gear VR.

Para diseñar sus nuevos smartphones de alta gama, Samsung ha recurrido a la opinión de los usuarios. Uno de los aspectos más relevantes para los usuarios es la resistencia al agua, por ello los nuevos modelos pueden sumergirse hasta una profundidad de un metro y medio durante 30 minutos, sin perder operatividad. Incluso la pantalla repele el agua, por lo que prácticamente no es necesario secarlos. El modelo ha coseguido la certificación IP 68. Como dato curioso, la terminal se refrigera por agua.

DSC_0279Los dispositivos vendrá en versión 32 gigas, ampliables mediante microSD a 200 gigas, lo que proporciona una enorme capacidad de almacenamiento, lo que resulta muy interesante para guardar los contenidos que luego se podrán visionar a través de la VR.

La autonomía ha sido otro de los aspectos especialmente cuidados en este lanzamiento. Samsung propone dos baterías, una de 3.600 miliamperios para la variante Edge y de 3.000 miliamperios para la S7, lo que supone una mejora del 40% respecto al S6. La autonomía, además, se relaciona con la rapidez de carga tanto a través de cable como inalámbrica.

Por último, Samsung ha desarrollado un módulo para la transferencia rápida de datos entre dispositivos tanto propios como de otros fabricantes.

DSC_0283Entre las aplicaciones más destacables está el Samsung Pay. España será el cuarto país donde se lance, tras Estados Unidos, Corea y China. Samsung Pay almacena en el smartphone las tarjetas de crédito y permite pagar con ellas mediante tecnología contactless. La seguridad queda garantizada con la huella digital del propietario y los procesos transcurren a través de la plataforma de Samsung.

En periodo de precompra, la VR será gratuíta y posteriormente tendrá un precio de 100 euros. La funcionalidad de las gafas de realidad virtual permiten desde compartir unas vacaciones o una reunión de amigos hasta contenidos formativos o aplicaciones lúdicas como ver películas o series. De hecho, la plataforma Netflix tiene disponible todo su contenido que puede visionarse en un entorno que emula un cine.

El último dispositivo de Samsung que cerrará el círculo es una cámara que graba 315 grados, aunque todavía no tiene fecha de lanzamiento ni precio.

Suscríbete a nuestra newsletter