Puig defiende la desburocratización y la modernización de las estructuras productivas

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que las bases sobre las que debe regirse la “agenda del cambio estructural valenciano” que impulsa el Consell pasan por “garantizar la viabilidad de la Generalitat, ganar competitividad y productividad para crear empleo y luchar contra la pobreza y la desigualdad”.

Puig, que ha ofrecido una conferencia-coloquio en el Foro Las Provincias, ha incidido en que la mejora de la financiación es el “punto cero sin el que nada es posible. Sin ese objetivo, la Generalitat es una institución inviable”. Como segunda gran línea estratégica, el president considera indispensable “ganar productividad y competitividad para crear empleo”, lo que pasa inevitablemente, según ha desgranado, por la innovación, la modernización de las estructuras productivas, la desburocratización de la Administración, la inversión en capital humano y el fácil acceso al crédito por parte de las empresas.

XPuig_LasProvincias2El nuevo modelo busca ampliar la parte de la población activa que trabaja o que desea trabajar para que la tasa de actividad de la Comunitat Valenciana sea “igual o superior” a la de la Unión Europea y también avanzar hacia la convergencia con la productividad media europea. “Esa es la palabra clave de la próxima década: productividad”.

Igualmente, ha abogado por mayores inversiones en capital productivo, una nueva generación de infraestructuras de innovación e investigación y el posicionamiento de la Comunitat entre los principales nodos logísticos de Europa y la ejecución de las infraestructuras necesarias para ello.

Junto a estos objetivos, el president ha subrayado también que la agenda del Consell “ambiciona el logro de una sociedad “más justa y más segura” para todas las personas, y busca establecer una igualdad entre los ciudadanos “efectiva”. Puig ha repasado las medidas que se han puesto en marcha para paliar esta situación durante los seis primeros meses del nuevo Consell. “Hemos devuelto la universalidad a la sanidad, se ha derogado el copago, hemos impulsado un plan contra la pobreza energética y se ha implantado un programa para la gratuidad de los libros de texto”, ha enfatizado.

Nuevo gobierno de España
Puig ha tratado la situación política española actual y espera que pronto se forme un gobierno porque “es imprescindible” una nueva orientación de la política española, así como una nueva relación con la Comunitat Valenciana. “Aquí hay un gobierno que demuestra que cambio y pluralidad pueden significar estabilidad”, ha dicho.

Según ha indicado, España necesita articular cinco grandes ámbitos. En primer lugar, la rehabilitación de la democracia porque “es necesario devolver la credibilidad y la legitimidad de las instituciones que perdieron ante los ciudadanos hace tiempo”.
En segundo lugar, el “crecimiento económico para generar empleo de calidad que proporcione salarios justos y produzca crecimiento sostenible”, y también ha destacado que hay que acabar con la fractura social: “la crisis ha sido más difícil para unos sectores de la población”, que ahora tienen que volver a conectar con la sociedad.

Además, Puig ha incidido en la necesidad de que España recupere su cohesión territorial “basada en una España plural, que no atienda a la uniformidad pero que garantice la igualdad de los ciudadanos y la singularidad de las comunidades”. Por último, considera que es fundamental establecer una nueva relación con la Unión Europea, es decir, una nueva política europea que responda a problemas “que no se pueden solucionar en el ámbito estatal”. 

 

Suscríbete a nuestra newsletter