La información económica de los líderes

Aecta y CEV analizan la Ley de Segundas Oportunidades

2015-dic-Aecta-CEV-Aecta

La Confederación Empresarial Valenciana (CEV) junto con la Asociación de Empresas de Consutoría Terciario Avanzado Comunitat Valenciana (Aecta) celebraron recientemente una jornada donde se debatió sobre la ley de las segundas oportunidades.

Miguel Ángel Javaloyes, secretario general de la CEV, hizo referencia a ley 25/2015 que convalida el Real decreto-ley 1/2015 a través de la cual se crean “medidas urgentes para la reducción de la carga financiera, que principalmente introduce una amplia modificación de la Ley Concursal, del Real Decreto-ley 6/2012, de 9 de marzo, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos y de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y del alquiler social”. Medida que se toma como ayuda para poder volver a emprender un nuevo negocio. Por su parte, Nuria Lloret, presidenta de Aecta, destacó la importancia de esta ley ya que “muchas de las empresas clientes de los consultores se encuentran en esta problemática”.

En esta jornada intervinieron grandes expertos en la materia como Pedro Luis Viguer, magistrado juez decano de los Juzgados de Valencia, que informó sobre los diez puntos positivos sobre esta ley y los 18 negativos e indicó también que ha supuesto un gran avance para la responsabilidad social, ya que hasta ahora los herederos eran perjudicados con las deudas de la empresa. Viguer destacó también que esta ley ha llegado demasiado tarde, ya que podría haber sido de gran ayuda.

Por su parte, el abogado y tesorero del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), Francisco Nemesio informó que ellos crearon un programa de ayuda para las personas que no pueden abonar el préstamo hipotecario y que hace recaer la deuda en sus avalistas. Nemesio añadió igualmente que la norma la redactaron un abogado civilista y tres abogados concursalistas y que técnicamente es muy compleja.

Por último, el decano del Colegio de Economistas, Juan Manuel Pérez cree que hay que reflexionar sobre ello, ya que parece que se hizo por el cumplimiento de una obligación más que por una necesidad de la sociedad, y se deja notar, puesto que una parte implicada en estos concursos son los economistas y de momento no se ve mucho movimiento.

Ricardo Miralles, director de Economía y Análisis de la CEV, en una de sus intervenciones como moderador, argumentó que con esta ley cambian las formas, pero que en el fondo sigue estigmatizada la persona tras “la banca rota”; “poco hemos avanzado desde la Edad Media. En las culturas anglosajonas y en las de Europa del norte, –ha aclarado– los primeros fracasos empresariales o económicos forman parte del aprendizaje y aportan experiencia y solidez al empresario. La sociedad no los penaliza como aquí en España”.

Suscríbete a nuestra newsletter