Soler aboga por un cambio en el modelo industrial basado en la productividad, la innovación y la internacionalización

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha destacado la necesidad de un llevar a cabo un cambio del modelo productivo para relanzar la economía. «Es necesario un cambio en el modelo productivo para que la economía valenciana crezca de nuevo», ha señalado Soler, para quien “hay que buscar la eficiencia productiva, incidiendo en la productividad, la innovación y la internacionalización. Esto nos permitirá competir en un mundo cada vez más globalizado y sostener el modelo social europeo».

Conferencia Vicent Soler2Lo ha hecho durante la conferencia ofrecida en la Fundación Universidad-Empresa de la Universitat de València-Adeit bajo el título El modelo económico necesario para la Comunidad Valenciana.

La conferencia, que ha sido presentada por el presidente de ADEIT y del Consell Social de la Universitat de València, Manuel Broseta, abre un nuevo ciclo de conferencias organizado en ADEIT, en el que se analizarán los principales temas de actualidad y de interés para la sociedad valenciana.

Soler ha explicado que, al mismo tiempo que desde las instituciones públicas se llevan a cabo políticas para facilitar la transición al nuevo modelo, y dado que la economía valenciana cuenta con una importante base de pymes y microempresas, «éstas deben entender la importancia de incrementar la dimensión empresarial, cultivando la colaboración interempresarial».

El conseller ha explicado que los precios continúan jugando un papel importante, pero no son determinantes en la competitividad. En el pasado –ha explicado Soler– nuestro relativo éxito competitivo en los mercados exteriores se basaba en una estrategia basada en productos baratos. «Lo conseguíamos porque nos especializábamos en procesos de producción intensivos en trabajo, siendo el trabajo relativamente barato. Pero esta estrategia está prácticamente agotada en el medio y largo plazo y resulta necesario un cambio de modelo productivo».

«Los países más avanzados, como Alemania o EEUU, consolidan la competitividad por la mejora constante de la productividad y por la diferenciación del producto y de los procesos productivos», ha destacado Soler. En este sentido, ha apuntado a la necesidad de aplicar una innovación constante, tecnológica, comercial y de todo tipo, y para hacerlo se precisa una inversión en capital humano, capital tecnológico y capital físico.

Vicent Soler se ha referido a los cuatro desequilibrios básicos de la economía valenciana y española: la debilidad del mercado de trabajo, una balanza comercial negativa, el apalancamiento público y privado de la economía que se ha convertido en un problema de deuda pública y en un diferencial de inflación de carácter estructural, que afecta a la competitividad.

«Actualmente estamos saliendo de la segunda recesión, tal y como evidencia el crecimiento anual del PIB», ha explicado Vicent Soler. El conseller ha añadido que aunque la reactivación del consumo y de la inversión son imprescindibles para tener una recuperación sostenible, el aumento de las exportaciones valencianas debe jugar un papel fundamental. En este sentido, ha destacado que el escaso dinamismo de nuestros principales socios comerciales «obligará a las empresas valencianas a buscar nuevos destinos para consolidar la trayectoria creciente de las exportaciones».

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter