Valencia erradica los espectáculos con animales salvajes

Valencia erradica los espectáculos con animales salvajes

La Junta de Gobierno Local de Valencia ha aprobado una moción de la Delegación de Bienestar Animal por la que, a partir de ahora, no se concederá licencia a ninguna actividad ni espectáculo público con animales salvajes, ni a atracciones feriales que usen animales de forma denigrante o cometan maltrato.

circo-osos-6348Según ha explicado la delegada de Bienestar Animal, Glòria Tello, esta decisión afectará a determinadas actividades, como por ejemplo los circos con animales, así como las atracciones feriales que hagan uso de animales, tanto salvajes como no salvajes de forma denigratoria, como es el caso, por ejemplo, de los ponis de las atracciones feriales giratorias, entre otros supuestos, que suponen un maltrato para el animal.

Valencia se une así, señala el comunicado municipal, “en la línea del avance y la protección de los animales, como quedó determinado con la creación de la Delegación de Bienestar Animal, con el objetivo de proteger y fomentar el bienestar de los animales e intentar limitar y disminuir todas aquellas circunstancias que ponen en peligro este principio”.

Tal como se expone en el texto de la moción presentada desde la Concejalía, “elefantes, leones, tigres, rinocerontes, cebras, chimpancés, cocodrilos, pitones, dromedarios y osos entre otros constituyen una larga lista de animales sometidos y convertidos en títeres para el entretenimiento humano”; y añaden que “hacer equilibrios sobre pelotas, ir en bicicleta, conducir motocicletas, traspasar anillas de fuego, bailar, saltar, aguantarse sobre dos patas, levantarse… son parte de los números antinaturales que los animales en los circos tienen que interpretar después de un largo proceso de adiestramiento y de dominio hasta que se consigue anular su voluntad. Y en la misma situación se encuentran los ponis de algunas atracciones feriales giratorias”.

Además, la moción denuncia los “constantes desplazamientos de una ciudad o país a otro, o los cambios bruscos de temperatura y clima” como otro factores que afectan también de forma muy negativa a los animales. Tal como ha subrayado la concejala Glòria Tello, “el circo, así como la feria de atracciones, son espectáculos que disponen de innumerables recursos humanos y técnicos propios, sin necesidad de someter al ridículo, maltrato o humillación a los animales; como ya han entendido numerosos circos que con su arte y magia en torno a los payasos, acróbatas, malabaristas han conseguido los mayores éxitos y la gran aceptación del público”.

La propuesta de acuerdo concluye expresando la “responsabilidad de la Administración de favorecer y potenciar las conductas cívicas y de respeto de la ciudadanía hacia los animales y el fomento de los valores de empatía y respeto hacia todos los seres vivos; así como evitar que especialmente los más pequeños (público habitual de ferias y circos) vean los animales como un simple objeto de diversión, a los cuales se los puede dominar y explotar”.

Suscríbete a nuestra newsletter