La Unió denuncia que no hay solución para las 22.000 toneladas de fruta afectadas por el veto ruso

La Unió de Llauradors muestra su preocupación por los efectos que el veto ruso puede ocasionar en unas 22.000 toneladas de fruta de verano (melocotón, nectarina, albaricoque y ciruelo) de la Comunitat Valenciana que se exportaron en 2014 a ese mercado por un valor de casi 23 millones de euros y que ahora no lo harán. Además, no cuentan con las ayudas de la PAC

header-veranoLas exportaciones de fruta de verano a Rusia procedentes de la Comunitat Valenciana representaron en 2014 el 14% del total. En el transcurso de los últimos tres años (2012, 2013, 2014) los envíos de fruta de verano al mercado ruso representaron para la Comunitat Valenciana un volumen de 67 millones de kilogramos, el 16% del conjunto exportado, y unos ingresos económicos de 73 millones de euros, el 15% del volumen económico exportado.

A juicio de La Unió el problema no es ya únicamente perder ese mercado, sino saturar otros con la consiguiente bajada de precios para los productores, por lo que reclama “indemnizaciones adecuadas ante las pérdidas que se van a originar. No es justo -añade Ramón Mampel, secretario general de La Unió– que el agricultor pague las consecuencias de una situación que han generado los políticos”.

Así mismo denuncia que la compensación por la retirada de producto ha sido tan baja que no ha llegado al productor. Para esta organización agraria, la Comisión Europea ha perdido un año en buscar una solución efectiva, ya que ni siquiera ha denunciado el veto ante la Organización Mundial del Comercio.

Suscríbete a nuestra newsletter