La información económica de los líderes

El uso de la factura electrónica se va extendiendo impulsada por las grande compañías

Archivado en: 

Durante el primer semestre de 2014 las empresas españolas intercambiaron un total de 67.134.211 facturas electrónicas, un 13,6% más que en el mismo periodo del año anterior, según el Estudio de Implantación de la Factura Electrónica en España realizado por Seres.

factura-electronicaLa utilización del formato electrónico permitió a estas empresas un ahorro de casi 332 millones de euros en recepción de facturas y 188 millones en su emisión. Además, las empresas dedicaron 250.000 horas menos de trabajo en la recepción de facturas y 40.000 menos en la emisión.

El estudio refleja un salto cuantitativo en la utilización de la factura electrónica, que se duplica en el periodo 2013–2014 respecto a 2012–2013, pasando del 5,2% al 13,6%. De nuevo, Cataluña y Madrid lideran el ranking por número de empresas usuarias y por volumen de documentos intercambiados, a gran distancia de las demás Comunidades Autónomas, si bien, estas últimas han aumentado el volumen de documentos.

En cuanto al volumen de documentos intercambiados, las principales variaciones al alza en emisión se producen en Andalucía y Cataluña, con subidas de casi un 2% y en recepción de documentos en Cataluña y la Comunidad Valenciana, con subidas de más del 2%.

Al analizar los datos según el tamaño de las empresas incluidas en el estudio, las grandes compañías aumentan su participación un 9,88% en emisión y un 4,23% en recepción en detrimento porcentual de las pequeñas empresas y microempresas. En cuanto a las áreas de actividad, el sector servicios ha aumentado su participación un 20,08% en la emisión y un 23,36% en la recepción, claramente influenciada por la cercanía de la entrada en vigor de la Ley 25/2013 que hace obligatorio su uso a partir del 15 de enero de 2015, en las transacciones con las Administraciones Públicas.

Según el estudio, el uso de la factura electrónica permite importantes ahorros a las empresas y resulta más respetuoso con el medio ambiente. Así, el coste medio de una factura recibida es de 2,27 euros en formato electrónico frente a los 7,22 euros en papel. Por su parte, el coste medio de emisión de una factura es 1,64 euros en formato electrónico y de 4,45 euros en papel.

En paralelo, las facturas electrónicas generadas en los seis primeros meses de 2014 evitaron la tala de más de 3.745 pinos.

Suscríbete a nuestra newsletter