La información económica de los líderes

Bankia logra un beneficio atribuido de 244 millones en el primer trimestre, un 12,8% más

BANKIA-madrid-hor

Bankia obtuvo un beneficio neto atribuido de 244 millones de euros en el primer trimestre de 2015, que representa un 12,8% más que el obtenido en el mismo periodo de 2014, impulsado por un crecimiento del margen neto del 7,2% y la reducción de las provisiones por la bajada de la morosidad, que permiten hacer frente a un contexto de bajada de los tipos de interés.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó que “son unos resultados positivos que sitúan a Bankia en el camino de llegar a finales del ejercicio a una rentabilidad del 10%”.  
 
Impulso al crédito
 
“Además, hemos incrementado la financiación a autónomos y pymes un 70%”, añadió el presidente de Bankia. El incremento del saldo crediticio de los segmentos clave para la entidad: las empresas y la financiación del consumo de las familias es de alrededor de 900 millones de euros, hasta los 47.300 millones, al superar las nuevas concesiones a las amortizaciones.
 
Este incremento es consecuencia del fuerte ascenso de las nuevas formalizaciones de crédito, que suben un 69,2% en el primer trimestre del año respecto a igual periodo de 2014. Sin contar adecuaciones, en los tres primeros meses del año Bankia ha concedido nueva financiación a autónomos, pymes y empresas por 3.217 millones de euros, un 74,7% más, mientras que la financiación al consumo mejora un 17,3%, hasta los 230 millones.
 
Por el lado de los recursos de clientes, los depósitos estrictos crecen en el trimestre en 1.127 millones de euros, hasta los 96.052 millones, y acumulan un alza de 5.300 millones en los 12 últimos meses. Por otro lado, los recursos fuera de balance se incrementan en el trimestre en otros 1.392 millones de euros y suman 22.434 millones.
 
La mayor captación de recursos minoristas se ha traducido en mejoras interanuales de la cuota de mercado, tanto en depósitos a plazo de hogares y empresas, que sube casi un punto, desde el 9,58% de marzo de 2014 hasta el 10,57% (dato de febrero de 2015, último disponible), como en fondos de inversión, al pasar del 4,85% al 5,09% (datos de marzo de 2014 y 2015, respectivamente).
 
“Detrás de estas cifras está el aumento de la productividad. Cada empleado de Bankia vendió en el primer trimestre de 2014 un total de 22,3 productos de media al mes. Un año después, la cifra se ha incrementado un 37,7%, hasta los 30,7 productos por empleado al mes”, explican desde la entidad.
 
Baja la morosidad, sube la cobertura
 
El saldo de créditos de dudoso cobro bajó en otros 462 millones de euros en el trimestre, hasta los 16.047 millones. En los últimos 12 meses, la caída alcanza los 3.133 millones. De este modo, la tasa de morosidad se reduce al 12,62%, cuando en diciembre era del 12,86% y hace un año del 14,31%.
 
El descenso de la morosidad se mantiene en paralelo a una caída de los activos adjudicados en el trimestre y a un incremento de la tasa de cobertura de los activos dudosos, que cierra marzo en el 59,4%, frente al 57,6% de diciembre pasado y el 57,4% del primer trimestre de 2014.
 
Crece el beneficio
 
El aumento de la actividad del banco y el control de la morosidad permitió que la cuenta de resultados mejorase pese a un entorno con tipos de interés cercanos a cero, y al descenso del rendimiento de los bonos de la Sareb.

En este sentido, el margen de intereses se mantuvo prácticamente estable respecto al año pasado, en 693 millones de euros, un 0,6% menos. Sin el ‘efecto Sareb’, cuyos bonos han pasado a aportar en el trimestre 45 millones frente a 99 millones del mismo periodo de hace un año, el margen de intereses habría subido un 8,2%. La gestión del coste del pasivo permite que el margen de clientes se incremente respecto a hace un año, al pasar del 1,12% al 1,40%.

Los resultados por operaciones financieras y otros resultados de explotación aportaron 59 millones de euros, de forma que el margen bruto se elevó hasta los 992 millones de euros, con un incremento del 2% respecto al primer trimestre de 2014.

Los gastos totalizaron en el primer trimestre del año 423 millones de euros, un 4,2% menos que un año antes. El ratio de eficiencia se situó a cierre de marzo en el 42,6%, 2,8 puntos mejor que en la misma fecha de 2014.

Con todo ello, el margen antes de provisiones alcanzó entre enero y marzo los 569 millones de euros, con una subida del 7,2% respecto al primer trimestre de 2014. La mejora ya señalada en el saldo de créditos dudosos permitió a Bankia reducir las dotaciones a provisiones, que bajaron un 27,7%, hasta 219 millones.

De esta manera, el resultado antes de impuestos fue de 336 millones de euros que, una vez descontada la tasa fiscal y los minoritarios, dejó el beneficio neto atribuido del primer trimestre en 244 millones, un 12,8% más que un año antes.

Solvencia

En términos de solvencia, Bankia volvió a incrementar sus ratios de capital en el primer trimestre del año. Bajo la normativa de Basilea III, el ratio de capital ordinario (CET1) phase in se situó a finales de marzo en el 12,52% (24 puntos básicos más que en diciembre). Y el ratio de capital total se elevó en 26 puntos básicos, hasta el 14,08%.

En términos de Basilea III fully loaded, es decir, anticipando los futuros requerimientos a la fecha actual, el ratio de capital ordinario subió en el trimestre del 10,6% al 11,01%, mientras que el ratio de capital total alcanzó el 12,56%, con un incremento de 42 puntos básicos.

Por el lado de la liquidez, Bankia mejoró un trimestre más su posición, al reducir el gap comercial en otros 1.400 millones de euros (hasta 12.300) y rebajar el ratio de crédito sobre depósitos del 105,5% de diciembre al 104,6% de marzo.

En los 12 últimos meses, el banco ha reducido en casi 7.000 millones sus vencimientos mayoristas, hasta los 24.000 millones, mientras ha aumentado en 7.600 millones los activos líquidos, hasta los 34.600 millones, lo que arroja una cobertura del 144%.

Grupo BFA

El Grupo BFA, matriz de Bankia, consiguió un beneficio neto en el primer trimestre del año de 919 millones de euros. El grupo ya anunció su intención de iniciar un proceso de venta de las carteras de deuda pública de BFA y realizar las plusvalías latentes existentes. Sin esa operación, el resultado neto habría sido de 285 millones de euros, frente a los 279 millones del primer trimestre de 2014.

En términos de solvencia, BFA mejoró su ratio de capital ordinario (CET1) phase in del 13,28% de diciembre de 2014 al 13,89% del cierre del primer trimestre de 2015, es decir, 61 puntos básicos más. La solvencia total subió en 65 puntos en el trimestre, hasta el 15,44%. En términos fully loaded, el ratio de capital ordinario sube en 108 puntos básicos en el trimestre, hasta el 11,43%.

Suscríbete a nuestra newsletter