La información económica de los líderes

El 35,7% de los empresarios cree que la economía valenciana crece, cifra que aumenta al 46% al valorar el conjunto del Estado

 2015-abril-Barometro-II-Evolucion-Economia-Valenciana

En esta segunda parte del Barómetro Empresarial realizado por GfK para Economía 3  se recoge el parecer de los empresarios sobre la situación actual de la economía española y valenciana así como su opinión sobre las políticas económicas desarrolladas desde las administraciones, incluida la europea, y el impacto que tendrán los comicios electorales previstos para este año.

Recordemos que la encuesta ha sido realizada entre los meses de enero y febrero de 2015, a 150 responsables financieros, gerentes o directores generales de importantes compañías de la Comunidad Valenciana, atendiendo tanto a los distintos sectores de actividad como a la representación provincial proporcional a la estructura económica de la región.

Entre sus conclusiones, podemos destacar que la percepción de la situación económica en 2014 confirma la tendencia al alza que ya se observaba en el análisis de los indicadores de ventas, beneficios, inversiones y empleo de las empresas (señalado el mes anterior en el artículo de este enlace). 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Según el Barómetro Empresarial tanto para la economía española como para la valenciana, aumenta de manera significativa la percepción de que nos encontramos en fase de crecimiento económico en la actualidad. Así, para el 35,7 % de los encuestados, la economía valenciana está creciendo (frente al 9,6 % registrado en 2013). Del mismo modo, disminuye significativamente el número de empresarios que considera que actualmente nuestra economía se encuentra en una etapa de recesión, ya que ha pasado del 34,4 en 2013 al 8,4 % en 2014. Una percepción negativa que desde 2008 ha venido registrando porcentajes muy abrumadores, ya que ese año un 77 % de los encuestados valoraron la economía valenciana como recesiva y un 74 % lo seguía haciendo durante 2011 y 2012.

barometroII-2015.inddEn el ámbito nacional, la valoración es incluso más positiva, ya que respecto a 2013 se ha pasado de un 13,5 % a un 45,9 % de los encuestados que califican la situación económica actual como de crecimiento económico. Mientras que los que consideran que estamos en recesión descienden del 26,1 al 3,6 %. El porcentaje de encuestados que considera que vivimos un periodo de mantenimiento pasa del 21,4 al 37,2 % en el ámbito autonómico, y del 33,9 al 34,3 % a escala nacional.

Por otro lado, los encuestados identifican como sectores más dinámicos, en primer lugar ocio y turismo (para un 81 %), seguido de alimentación (67,1 %) y del sector automoción, que se cuela como el tercero más dinámico (para un 60,8 % de los encuestados) por delante del sector servicios (que pasa de ser identificado por el 74 % en 2013 a ser citado por el 55 % en 2014).

En la parte contraria, y por octavo año consecutivo, la construcción aparece como el sector con mayor regresión de la economía valenciana, aunque mejora significativamente ya que pasa del 87 al 53 % y cerca de un 18 % considera ya positiva su contribución (solo un 6 % lo hacía en 2013).

Política económica

2015-abril-Barometro-II-Valoracion-Gobierno-autonomico-Español-politica-economicaLa valoración de la actuación del Gobierno español en materia de política económica lleva obteniendo desde 2008 sus calificaciones más negativas, siendo el periodo más crítico el de 2009-2011 (Gobierno de Zapatero), cuando osciló en una escala del 1 al 5 entre el 1,6 y el 1,8. Con el Gobierno de Rajoy, la política económica fue valorada por los empresarios de forma más positiva que en años anteriores (con un valor medio de 2,5 sobre 5), aunque no ha sido hasta 2014 cuando se reconoce “el aprobado” (3,15 de media). Así, la valoración de la política económica del Gobierno central es superior a la del Gobierno valenciano (3,15 frente a la media valenciana del 2,56).

Porcentualmente, el 45,9 % de los encuestados valora la actuación del Gobierno autonómico en materia económica en 2014 de mal y muy mal. En el ámbito nacional esta valoración desciende al 27,4 % de los encuestados. Por contra, el 20 % considera que la actuación del ejecutivo regional en política económica está bien o muy bien, mientras que a escala nacional dicha opinión crece al 49,8 %.

En cuanto a las tendencias futuras en política económica y como factores positivos aumenta de forma significativa la percepción de que disminuirá la presión fiscal (pasa de 2 al 2,47 en una escala del 1 al 5 sobre la probabilidad de que ocurra) y la reducción del fraude fiscal, que pasa del 2,1 al 2,95. Por contra, disminuye la sensación de que se reducirá el gasto de la Administración pública (del 2,6 al 2,4) y otro factor considerado desestabilizante o de riesgo como es el incremento de la inflación, que crece hasta el 3,2 de probabilidad.

2015-abril-Barometro-II-tendencias-politica-economica

Un mal necesario: un 59 % aprueba la austeridad marcada por Merkel

En opinión de los empresarios y pensando en España, las medidas adoptadas por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo en esta crisis creen que han sido totalmente adecuadas en el 3,3 % de los casos; bastante adecuadas las considera el 51,1 % del total; ni adecuadas ni inadecuadas el 1,8 % de la muestra; y poco o nada adecuadas, el 29,1 % y el 14,7 %, respectivamente.

Sobre la actuación en política económica de la Comisión Europea, un 59 % considera que la política de austeridad ha sido una directriz necesaria y positiva para la Unión Europea y el euro, y que una política de mayor inversión y gasto por parte de las instituciones europeas habría agravado y alargado la situación económica negativa. Opinan pues, que una política económica más expansiva –actuar como lo ha hecho la Reserva Federal, por ejemplo, y aportar inversión mientras no se registraba crecimiento–, hubiera sido contraproducente.

Por el contrario, un 41 % del empresariado valenciano encuestado en este barómetro cree que la política de austeridad ha sido negativa para España y una política de mayor inversión y flexibilidad habría permitido estar actualmente en una situación económica mejor.

A vueltas con las elecciones

Encuestados los empresarios sobre la posibilidad de un cambio de ciclo político en el que se diera paso a nuevas formaciones minoritarias de reciente creación, de tal forma que llegaran a formar parte de futuros gobiernos, el 46,4 % opina que probablemente sí se producirá en España, incluso un 31 % lo da como seguro. En el sentido contrario, un 15 % piensa que probablemente esto no ocurrirá.

Interrogados sobre las consecuencias económicas que este cambio de escenario político podría tener sobre sus empresas, un 4 % cree que puede tener consecuencias muy positivas, un 10,6 % que estas pueden ser bastante positivas, un 38,8 % entiende que no tendrá consecuencias ni positivas ni negativas y, por el contrario, un tercio asegura que estas puedan ser bastante negativas o incluso muy negativas (13,1%).

barometroII-2015.indd

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter