Los "altoturia" de Vegamar siguen cosechando premios

Vegamar ha logrado colocarse este año como la bodega de la Comunidad Valenciana más laureada en el certamen anual que organiza la asociación Proava, dedicada a la promoción agroalimentaria de calidad de la Comunidad Valenciana. En total han sido cuatro medallas con otros tantos vinos que serán recogidas por la enóloga Maripaz Quilez el próximo jueves día 9 en el transcurso de la Mostra de Vins y Aliments que acogerá el Jardín del Turia entre el 9 y el 12 de abril.

vegamarEl Vegamar Crianza 2012 logró una Medalla de Oro. Se trata de un coupage de tempranillo con las francesas cabernet sauvignon y merlot, todas cultivadas en las viñas de Calles, en el Alto Turia, junto a la bodega. Es la nueva añada de Vegamar donde las barricas nuevas se dejan ver dando un punto aromático renovado al vino.

El Vegamar Blanco 2014 también obtuvo una medalla, en este caso de plata, sumando este reconocimiento a otros recientes. Un blanco frescos del Alto Turia en el que el aporte de la moscatel del terruño a la popular sauvignon blanc, que tan bien se ha aclimatado a la altitud de Calles, da elegancia y singularidad a los vinos. Este nuevo coupage a partir de las uvas de la finca está siendo un éxito también para la crítica.

Entre las menciones especiales destaca el Dulce de Vegamar 2014, el más joven de la bodega y todo un lujo monovarietal de moscatel que tiene una singularidad: apenas nueve grados de alcohol y cien gramos litro de azúcar natural de mosto moscatel parcialmente fermentado. Es un vino dulce pero que refresca y puede acompañar aperitivos y postres sin la contrapartida que en otras ocasiones puede suponer una graduación más alta. Innovación con el moscatel y dulce cien por cien natural es el secreto de este vino.

Pablo Ossorio despereza la garnacha del Alto Turia

El Vegamar Garnacha Selección 2014  ha recibido en Proava una medalla y se ha convertido en estos tres primeros meses del año en el tinto de la cosecha de 2014 más premiado de Valencia. A esta medalla se anticiparon el Oro en el concurso alemán Mundus Vini 2015, la Plata en Vinalies 2015 y un Bacchus 2015.

La garnacha es una de las variedades en las que el nuevo director técnico de la bodega, Pablo Ossorio, ha puesto grandes expectativas de crecimiento en valor en vinos tintos jóvenes, que en el altiplano que rodea Calles puede dar unos grandes vinos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter