La información económica de los líderes

Hispano Suizas lanza Impromptu Rosé, su pinot noir para las noches de verano

IMP RoseA partir de ahora Impromptu, además de ser el nombre de un vino blanco de guarda, será nombre de un rosé de guarda. Se trata de la nueva creación de Pablo Ossorio en Bodegas Hispano Suizas, el Impromptu Rosé, un monovarietal de pinot noir que sale, además, con la contraetiqueta de la DOP Valencia y que es consecuencia de la evolución de la firma y su apuesta por vinos singulares de calidad.

Pablo Ossorio lo define como  “un vino diferente, cuya singularidad está en la elaboración, en el color y en el concepto”. Ossorio con un rosé ya consiguió su primer reconocimiento, ganando un Zarcillo de Oro a lo 25 con un vino elaborado en Aragón.

Este es el primer vino de Hispano Suizas con DOP Valencia.  “Teníamos claro que si hacíamos un vino rosado tenía que ser un Valencia, porque este rosado moderno e internacional está pensado sobre todo en un concepto de consumidor más internacional y  concretamente para el cliente extranjero que está demandando este vino de calidad en nuestras costas ”, señala Ossorio.

Rafa Navarro, encargado de la viticultura en Hispano Suizas, y el propio Ossorio han tomado como ejemplo los rosados de Provenza y han elegido para su elaboración la pinot noir que tienen en la propia finca y que tan buenos resultados están dando en Requena.

El color no es el rosa clásico, sino un punto más claro semejando el salmón pálido o la piel de cebolla. Se fermenta en barricas de 400 litros, y pasa cuatro meses sobre lías finas. Esta elaboración de largo recorrido influye notablemente en la longevidad de la botella, de modo que puede aguantar bien varios años sin las urgencias de otros rosados que no tocan la madera y abandonan antes la compañía de las lías.

El renacer de los rosados permite espacio para los más tradicionales y para momentos más relajados relacionados con las terrazas veraniegas, la costa, la playa o la cubitera llena de hielo y sudando en su exterior. Como es un vino de más larga vida que los habituales, la bodega ha apostado por embotellar en vidrio verde en vez del clásico transparente destinado a disfrutarse en su primer año de vida. Esto impide apreciar el color antes de la compra, algo que a Pablo Ossorio le preocupa menos que proteger al Impromptu Rosé de la oxidación y asegurar que “ese producto de alta calidad que compras, y que se asocia a la trayectoria de nuestra bodega, no defraude y aguante con las características que nosotros lo elaboramos el mayor tiempo posible”.

Esta primera añada del Impromptu Rosé sale con 6.666 botellas.

Suscríbete a nuestra newsletter