La cerámica recupera mercado nacional y sigue reivindicando una política energética favorable

La cerámica recupera mercado nacional y sigue reivindicando una política energética favorable

Los datos provisionales correspondientes a 2014 del sector cerámica apuntan una leve recuperación del mercado doméstico que junto con el incremento de las exportaciones arroja un resultado 3,5% superior al del año precedente, según hizo público ayer Ascer en su tradicional rueda de prensa en Cevisama. Las ventas totales para 2014 se estiman en 2.895 millones, de las que 2.320 corresponden a la exportación y 575 a las ventas nacionales.

ascerSe prevé que la cifra de exportación de 2014 supere levemente el máximo histórico registrado en 2007 de 2.295 millones de euros (entre enero y noviembre el sector exportó producto por valor de 2.152 millones de euros), lo que significa que ya el 80% de la producción se destina a las exportaciones, reduciéndose a un 20% el consumo interno.

Actualmente España es el primer productor europeo y segundo exportador mundial. El sector es el tercer sector industrial que más superávit comercial aporta a España (2.178 millones € en 2013), y el primero en cobertura comercial, la importación supone sólo alrededor del 5% del consumo nacional.

En 2014 la producción española de azulejos y pavimentos cerámicos se estima que fue de 425 millones de m(+1%). El empleo sectorial se mantiene estable y en eso confía la patronal que en estos momentos está negociando el convenio.

En el primer semestre del año, Francia y Rusia, los dos primeros compradores, han reducido sus compras entre el 2 y el 2,5% respectivamente. Más acusado ha sido el descenso en el mercado de Arabia Saudi, con un retroceso del 14,3. Sin embargo se ha producido fuertes incrementos en las ventas a los mercados británicos (+23%), Argelia (+35,8) y Estados Unidos (11,5%).

Política energética

Isidro Zarzoso, presidente de Ascer, tomó la palabra para reivindicar medidas gubernamentales que potencien la competitividad del sector y en ese sentido reivindicó una política energética que no les penalice y pidió que el Gobierno “corrija” el castigo a la cogeneración y, por ende, a la industria azulejera.

Tras señalar que la política energética gubernamental dificulta la competitividad del sector, agregó que confía que la auténtica liberalización del mercado energético facilite la compra de energía más barata.

En otros aspectos, pero relacionados con la competitividad industrial reivindicó el corredor mediterráneo y su enlace con los puertos de Castellón y Valencia, como vía para canalizar con mayor eficiencia las exportaciones.

Respecto a la salud financiera del sector,el vicepresidente Vicente Nomdedeu, señaló que en estos momentos están en un margen pequeño de beneficio, debido a los costes de fabricación. Nomdedeu manifestó que en la actual coyuntura “los inversores quieren encontrar un plan de trabajo adecuado para que esa inversión tenga rendimientos.Si hay inversión, hay empleo y si hay empleo hay consumo”. Agregó que crecer es muy complicado y que en este momento sólo puede hacerse a través de fusiones y adquisiciones. Para concluir que “que alguien apueste por el sector trayendo dinero nuevo es una buena noticia para el sector” y animó a la industria a volver a las economías de escala adquiriendo dimensiones adecuadas.

Promoción exterior

Por su parte, el secretario general de Ascer, Pedro Riaza, se centró en la promoción exterior que realizan con el apoyo de Icex. En este sentido anunció que este año no acudirían a la feria moscovita de Mosbuild, sustituyéndo esta convocatoria por la de Batimat. Al margen de las ferias en las que tradicionalmente acude Ascer, este año se añaden certámenes en Brasil, Argelia, Colombia, Azerbaiyán, India y Dubai.

Riaza destacó también el papel que el sector cerámico español está desempeñando en el desarrollo de la edificación sostenible y, concretamente, adelantó que la norma europea para la concesión de los EPD’S (declaración ambiental de producto) se basa en el trabajo realizado por Ascer.

En este sentido destacó los diversos proyectos de investigación en los que participa la industria cerámica española, como el LifeCeram, que pretende lograr una fabricación con residuo cero. Una baldosa cuya fabricación utilizará un 60% menos de agua, producirá un 30% menos de emisiones y un 20% menos de residuos y utilizará un 30% menos de energía.

Otros proyectos sostenibles que se están desarrollando son el de la baldosa porosa que filtra el agua de lluvia y permite almacenarla para regar espacios públicos o proyectos ya realizados, como el pavimento antibacterias de fabricación española que se ha colocado en el metro de Tokio.

Caixabanc-bancodelayn-300
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.