La UE ayuda a Ucrania con 1.800 millones si profundizan en las reformas política y económica

La Comisión Europea está dispuesta a seguir ayudando a Ucrania, que se ha visto muy afectada por una profunda recesión. La economía ha pagado un elevado peaje por el conflicto del Este del país. La Comisión ha propuesto una nueva ayuda macrofinanciera a Ucrania por un importe máximo de 1 800 millones de euros en préstamos a medio plazo.

Jean-Claude-JunckerEl nuevo programa de ayuda macrofinanciera, que deberá ser aprobado por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la UE, está destinado a ayudar económica y financieramente a Ucrania a encarar los desafíos clave a los que se enfrenta el país, tales como la debilidad de la balanza de pagos y la situación presupuestaria. También se pretende
contribuir a que el nuevo Gobierno reformista refuerce el país y afronte los retos económicos y políticos. La ayuda macrofinanciera irá vinculada a la adopción de determinadas reformas.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ha declarado lo siguiente: «Ucrania no está sola. Europa apoya en bloque al país y la agenda reformista del nuevo Gobierno. Nuestros hechos hablan con mayor claridad que nuestras palabras. La Unión Europea ha concedido ayuda financiera sin precedentes y la propuesta demuestra que estamos dispuestos a seguir prestando apoyo al país. Esto es solidaridad europea en acción. Como siempre, la solidaridad va de la mano del compromiso de llevar a cabo las reformas que con tanta urgencia se necesitan en Ucrania. Queremos ayudar al Gobierno ucraniano a poner en práctica un programa de reformas que suponga un cambio real para el país y sus ciudadanos».

Una vez adoptada la decisión de ayuda macrofinanciera, para que se pueda proceder al desembolso de la ayuda será imprescindible que Ucrania siga aplicando con éxito el actual programa del FMI y ejecute las políticas económicas y financieras que la Comisión y el Gobierno de Ucrania acordarán en un memorando de entendimiento.

Entre las políticas que la Comisión considera importantes se encuentran la profundización en el saneamiento presupuestario, la continuación de reformas de gran alcance en los sectores bancario y energético, así como la mejora de la gestión macroeconómica global. También será importante reforzar la gobernanza económica y la transparencia, amén de proseguir las reformas judiciales y la lucha contra la corrupción con el fin de mejorar las condiciones para la actividad empresarial y el crecimiento sostenible.

Esta ayuda se suma a las ya aprobadas en 2010. El pasado año la Comisión desembolsó 1.360 millones de euros. Además de la ayuda macrofinanciera, la UE mantiene con Ucrania preferencias comerciales, ayuda humanitaria y al desarrollo y apoyo presupuestario a las reformas.

Suscríbete a nuestra newsletter