Caixa Ontinyent tuvo un beneficio neto a 30 de septiembre de 1,8 millones de euros

Caixa Ontinyent ha celebrado su segunda Asamblea General ordinaria del año, con asistencia de 51 de los 56 miembros que la conforman, es decir, el 91,07% de sus consejeros generales.  La Asamblea ha estudiado la evolución del ejercicio, el informe de la Comisión de Control, que es favorable, respecto a la gestión económica y financiera realizada, y ha cubierto una vacante en la comisión de retribuciones y nombramientos.

Asamblea General Caixa OntinyentA 30 de septiembre, los resultados antes de dotaciones y saneamientos se cifran en 20,1 millones de euros, con incremento del 22,83% respecto del mismo periodo del año anterior. De estos, 17,7 millones de euros se destinan a provisiones y 0,5 millones de euros a impuestos, resultando un beneficio neto de 1,8 millones de euros. El capital de nivel 1 ordinario (CET1) es del 11,29%, superando ampliamente el mínimo legal.

Asimismo, la Asamblea General ha aprobado, por unanimidad, las líneas generales del plan de actuación para 2015, que contemplan aspectos relativos a la actividad financiera, solvencia, estructura orgánica y proyección social. Como novedad destacable cabe señalar la reactivación del plan de expansión geográfica y la potenciación de medios telemáticos y electrónicos a disposición de los clientes.

El residente de la entidad, Antonio Carbonell, se ha referido por un lado al entorno económico, financiero y legislativo en que se enmarca la actividad de la caja. Y por otro, al futuro más inmediato de la entidad, haciendo hincapié en la reciente reorganización del área de negocio y la próxima remodelación del edificio central para mejorar la capacidad de crecimiento, el servicio y la eficiencia; en la celebración del 130 aniversario de la entidad; y en las positivas perspectivas de Caixa Ontinyent que le permitirán el mantenimiento de su arraigo territorial y su política de reversión de beneficios.

Suscríbete a nuestra newsletter