La información económica de los líderes

La Comisión Europea investiga si la fusión de Orange y Jazztel afecta a la competencia

La Comisión Europea ha abierto una investigación en profundidad para evaluar si la adquisición propuesta de Jazztel p.l.c., una empresa de telecomunicaciones registrada en el Reino Unido pero que opera principalmente en España, por su rival Orange S.A., de Francia, es conforme con el Reglamento de concentraciones de la UE.

orange-compra-jazztelEn España, Orange opera redes de telecomunicaciones móviles y fijas, mientras que Jazztel gestiona una red de telecomunicaciones fija y ofrece servicios de telecomunicaciones móviles en la red de Orange. La operación propuesta reducirá el número de proveedores de servicios fijos de telecomunicaciones en España de cuatro a tres. Si bien la entidad resultante de la concentración no ocupará una posición dominante, la Comisión teme que la operación
propuesta pueda dar lugar a una pérdida significativa de presión competitiva para los servicios de acceso a Internet fijos y ofertas múltiples de servicios fijos-móviles.

La pérdida de Jazztel como una fuerza competitiva importante podría dar lugar a incrementos de precios de estos servicios para los clientes en España. La apertura de una investigación en profundidad no prejuzga el resultado de la
misma. La Comisión dispone ahora de un plazo de 90 días hábiles, hasta el 24 de abril de 2015, para tomar una decisión.

La investigación de la Comisión reveló que la transacción puede reducir la competencia en el mercado minorista de acceso a Internet por línea fija, donde Orange y Jazztel compiten actualmente. La investigación de la Comisión indicó que ambas empresas son importantes fuerzas competitivas con una mayor influencia en la dinámica de la competencia en dichos mercados de la que parece desprenderse de sus cuotas de mercado.

A la Comisión le preocupa que la transacción modifique el incentivo de la entidad resultante de la concentración para ejercer una importante presión competitiva sobre los otros dos competidores a escala nacional, a saber, el operador histórico, Telefónica, y Vodafone (que adquirió el operador por cable ONO a principios de 2014).

Estas dudas se refuerzan cuando se considera un posible mercado para ofertas triples fijo-móvil (que incluyen la telefonía vocal fija, Internet por línea fija y servicios de telefonía móvil), que se han convertido en el producto más popular de telecomunicaciones en España en 2013 y se espera que siga creciendo de manera significativa en el futuro. Es probable que sólo los proveedores integrados con redes fijas y móviles puedan competir en este posible mercado.

La Comisión investigará en profundidad la transacción propuesta, a fin de determinar si los problemas de competencia se confirman o no. También analizará el impacto de la operación en el despliegue de la fibra al hogar (FTTH) llevado a cabo en la actualidad por Orange y Jazztel y, en particular, si podría reducir su participación en el segmento de la FTTH en comparación con una hipótesis de dos empresas  independientes.

Suscríbete a nuestra newsletter