El Centro del Carmen rinde homenaje a la artista valenciana Marisa Casalduero

Marisa Casalduero

Marisa Casalduero

El Centro del Carmen de Valencia acoge la muestra ‘Marisa Casalduero. Retrospectiva’ del 28 de noviembre al 11 de enero de 2015. El Consorcio de Museos de la Comunitat Valenciana se une con esta exposición a la voluntad de la sociedad valenciana de realizar un merecido homenaje a la figura de Marisa Casalduero, artista valenciana nacida en Valencia en 1961 y fallecida el pasado año.

La muestra destaca la relevancia de la pintora en el panorama contemporáneo de la Comunitat. Casalduero trabajó con varias galerías de prestigio en Valencia como la Galería Bretón, la Esfera Azul o la Galería La Nave, además de ser muy activa en ferias de arte nacionales (ARCO) e internacionales (Los Ángeles Art Fair o San Francisco Art Fair).

La exposición es una muestra retrospectiva de sus 30 años de trabajo en el que se aprecia la personalidad de la artista, la sencillez, la cercanía y la belleza en sus obras.

La exposición recorre tres décadas de andadura artística. Casalduero se inicia con cuadros pintados recién licenciada en Bellas Artes (precisamente en las salas del Centro del Carmen donde se exhibe ahora su obra), y va transitando por sus diferentes etapas que constituyen retazos de vida, de evolución y constancia. Desde los grandes lienzos en pintura, pasando por sus collage con influencia del pop-art hasta sus cajas de madera e instalaciones donde introduce al ser humano en diminutos micromundos. La exposición muestra materiales y trabajos póstumos.

Siempre se consideró pintora pero el collage, la escultura, la fotografía, el diseño…constituyeron también una parte importante de su trabajo.

Marisa Casalduero

Tras licenciarse en Bellas Artes en 1985 por la Facultad de San Carlos de Valencia, sus cuadros comienzan a estar presentes en concursos y muestras colectivas junto a compañeros de facultad. Son años de aprendizaje, de viajes…que culminarán con una estancia en la Academia de España en Roma.

Desde los noventa, la proyección del trabajo de Casalduero se amplía y sus obras se exponen en importantes galerías, museos (MEAC y ferias de arte internacionales más importantes (Arco, Basilea, Chicago, Los Ángeles, Estocolmo…). Son años de éxito y de ventas, que no  anclarán su proceso artístico en fórmulas conocidas y acomodadas sino que impulsarán nuevos procesos creativos, vías de experimentación que definirán una obra más reflexiva e intimista.

Profesionalmente, Casalduero dedicó su vida al arte. En su estudio del centro de Valencia, trabajó incansablemente creando sus obras y difundiendo también sus enseñanzas artísticas. Sólo la enfermedad, tantas veces presente en su vida, lograba apartarla algunas semanas de su oficio, que luego ella retomada con más pasión y ánimo.

Suscríbete a nuestra newsletter