La Comisión Europea advierte que el presupuesto español de 2015 incumplirá el compromiso de déficit

La Comisión Europea ha advertido del riesgo de incumplimiento por parte de España del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, cuya finalidad es garantizar unas finanzas públicas saneadas en la UE, en relación con los planes presupuestarios para 2015. 

De los 16 países de la zona euro -salvo Grecia y Chipre-, la Comisión constata que Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos y Eslovaquia cumplen estrictamente el pacto. Otros cuatro países -Estonia, Letonia, Eslovenia y Finlandia- lo cumplen en términos generales y en riesgo de incumplimiento se encuentran Bélgica, España, Francia, Italia, Malta, Austria y Portugal

comision_europeaPierre Moscovici, comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, ha declarado lo siguiente: «principios de marzo, decidiremos si es preciso emprender medidas adicionales en virtud del Pacto de
Estabilidad y Crecimiento. Por entonces nos habremos forjado ya una idea más clara de si los Gobiernos están cumpliendo sus compromisos en materia de reformas. Cada cual ha de desempeñar la tarea que le corresponde con vistas a reforzar la recuperación económica.».

 La Comisión solicita a estos dos últimos grupos de países que adopten las medidas oportunas en el marco de sus procesos presupuestarios nacionales para garantizar que el presupuesto para 2015 se atenga a lo dispuesto en
el Pacto.

Además de los análisis específicos por países, la Comisión examinó la situación presupuestaria y la orientación presupuestaria de la zona del euro en su conjunto. Tomando como base los datos que figuran en los planes de los Estados miembros, el déficit presupuestario agregado de los 16 países, tras haberse reducido hasta situarse por debajo del 3 % del PIB en 2013 por primera vez desde 2008, seguirá reduciéndose hasta el 2,6 % del PIB en 2014 y el 2,2 % en 2015.

Las estimaciones de la Comisión, por su parte, presentadas en las previsiones económicas de otoño, apuntan a una reducción ligeramente inferior, de 0,2 puntos porcentuales, hasta el 2,4 % en 2015.

En términos agregados, en los 16 países analizados, el saneamiento presupuestario se detuvo en 2014, y las previsiones de la Comisión apuntan a una política presupuestaria globalmente neutra (ni restrictiva ni expansiva) también en 2015. Parece pues lograrse un adecuado equilibrio entre las exigencias de sostenibilidad presupuestaria, evidenciadas por unos ratios de endeudamiento de las administraciones públicas elevados y en aumento, y la necesidad de reforzar la frágil recuperación que se está produciendo en la zona del euro.

Mantener una política presupuestaria globalmente neutra, al tiempo que se está exigiendo a varios Estados miembros que incrementen sus esfuerzos a fin de cumplir el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, implica cierto grado de apoyo presupuestario basado en el aprovechamiento del margen presupuestario existente en otros ámbitos. Esto pone de manifiesto la necesidad del ambicioso Plan de Inversiones para Europa presentado por la Comisión el 26 de
noviembre.

Suscríbete a nuestra newsletter