La información económica de los líderes

Cremas que no generan residuos

2014-mayo-Redit-AINIA-AIMPLAS-laboratorio02

 

Uno de los grandes hitos que ha conseguido la alianza AimplasAinia ha sido dar soporte tecnológico al proyecto Biotubo. Gracias al mismo, Germaine de Capuccini, marca de referencia en el sector cosmético, ha conseguido el primer envase biodegradable para cremas.

A partir de almidón, remolacha y azúcares se ha desarrollado un envase biodegradable que, en condiciones de compostaje, se transforma en  materia orgánica en menos de seis meses.

[masinformacion post_ids=”25340,25345,25373,25367″]

En el proyecto han participado también las empresas Petroplast una de las principales empresas en el desarrollo de tubos plásticos para distintos sectores y Ferro, empresa encargada de desarrollar la mezcla adecuada de materiales biodegradables. El valor tecnológico aportado en el marco de la alianza ha sido elevado, si se tiene en cuenta el largo ciclo de vida, cercano a los tres años, que tienen los productos de belleza, lo que ha supuesto abordar innovaciones a las propiedades mecánicas y barrera del envase que aseguren la conservación del producto, a la vez que la rápida degradación del envase una vez utilizado.

Suscríbete a nuestra newsletter