Acompañar a la empresa en su ciclo de vida

2014-mayo-ivace-edificioMás allá del simple ahorro en costes, que no es poca cosa, Joaquín Ríos explica la racionalidad de la fusión que dio lugar al actual Ivace, haciendo referencia a la idoneidad de atender desde un solo organismo las necesidades que va sintiendo la empresa en su ciclo natural de desarrollo. “Se trata de acompañar a la empresa en su ciclo de vida”.

[masinformacion post_ids=”24435,24455,24462,24469″]

Cuando nace un proyecto empresarial una de las primeras cosas que necesita son instalaciones físicas donde ubicarse, “por eso todo lo que antes dependía del Sepiva en materia de suelo industrial está ahora aquí”; y para la adquisición de equipos y hacer frente a las diferentes contrataciones, “se precisa financiación, y aquí están ahora las competencia en ese terreno que antes tenía el IVF”.

Cuando empieza sus operaciones, la empresa se plantea cuestiones relativas a tecnología, innovación, desarrollo de productos/servicios, etc. “Entramos en el terreno de la I+D+i. Eso antes se gestionaba desde el Impiva y ahora está aquí”.

Otro foco de atención que no tarda en plantearse en el desarrollo normal de cualquier compañía es lograr eficiencia en costes. “Al respecto nosotros podemos actuar en materia de costes energéticos, utilizando las atribuciones que antes estaban en poder de la Aven”. Y cuando llega el momento de incrementar mercados a través de la internacionalización,“entran en funcionamiento las actuaciones que antes estaban en poder del Ivex”.

Suscríbete a nuestra newsletter