La información económica de los líderes

Las empresas asociadas a Redit son más productivas, innovadoras y exportadoras

Las empresas que eligen a los institutos tecnológicos como sus socios de referencia en I+D+i representan el 23,5% de la cifra de negocios de la Comunitat. Según un estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, estas empresas son un 9% más productivas, un 21% más activas en proyectos de I+D+i interna, desarrollan un 14% más de innovación de producto y exportan un 17,2% más a países de fuera de la UE. El efecto de los centros Redit en la economía regional alcanza el 1,8% del PIB, por encima de los 1.800 millones.[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

De izda a dcha, Máximo Bruch, José Vicente González y Rafael Ros

De izda a dcha, Máximo Bruch, José Vicente González y Rafael Ros

Las empresas que colaboran con los institutos tecnológicos integrados en Redit son un 9% más productivas que las que no colaboran con ningún agente externo de innovación. Ésta es una de las conclusiones que pone de relieve el estudio “Medida del impacto de los Institutos Tecnológicos en los resultados empresariales”, presentado recientemente por la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana en la sede de Cierval.

El informe desarrollado por investigadores de la Universidad Carlos III, bajo la coordinación de la doctora Aurelia Modrego, constituye un riguroso estudio de investigación econométrica, a través de un análisis pormenorizado de más de 32.000 observaciones del Instituto Nacional de Estadística, de las que casi 11.000 son de empresas que han colaborado con distintos socios para llevar a cabo sus proyectos de I+D+i.

2013-sep-redit-informe-Graf-1El estudio pone de manifiesto que las empresas que colaboran con Redit son un 21% más activas en proyectos de I+D interna y tienen una probabilidad de captar fondos de las administraciones públicas superior en 37 puntos porcentuales a la de las empresas que no colaboran con agentes externos para la innovación.

Además, el porcentaje de empresas Redit que introduce innovaciones de producto es 14 puntos porcentuales mayor que el de las empresas que no colaboran y el porcentaje que solicita patentes es 8,3 puntos superior.

INVERSIÓN RENTABLE 

La colaboración de los institutos tecnológicos con sus empresas cliente también ha demostrado tener un importante impacto en la economía de la Comunidad Valenciana. Según el informe, las empresas que eligen como socio preferente a los institutos tecnológicos suponen el 23,5% de la cifra de negocio de la Comunidad Valenciana.

Otro dato significativo es que la colaboración con un instituto tecnológico aumenta la probabilidad de exportar de las empresas en territorio comunitario en 5,5 puntos porcentuales y en 6,9 puntos porcentuales fuera de la UE. El valor de las exportaciones de las empresas que colaboran con Redit es un 17,2% superior al de las que no colaboran.

En concreto, las exportaciones de estas empresas a países fuera del ámbito de la Unión Europea representan el 11% del total de las exportaciones de la Comunidad y se calcula que 1,7 de cada 10 euros de su volumen de exportación puede atribuirse al impacto de los centros de Redit.

2013-sep-redit-informe-Graf-2En total, se estima que el efecto de los institutos tecnológicos en el PIB de la Comunidad Valenciana está en torno al 1,8%, es decir, sobrepasa los 1.800 millones de euros y es ligeramente superior al 2% si se considera la cifra neta de negocios de industria y servicios. En esta línea, el vicepresidente primero de Redit, Rafael Ros concretó que “entre 2009 y 2012 los institutos han contribuido a captar una media de 79 millones anuales de fondos nacionales y europeos, tanto para los propios centros como para sus empresas clientes, por lo que teniendo en cuenta que el presupuesto del Ivace para los centros ascendió a 36 millones en 2012, por cada euro de financiación pública regional, nuestros institutos atrajeron 2,2 euros de fondos nacionales y europeos”.

La doctora Aurelia Modrego, directora del estudio y encargada de presentar sus principales conclusiones, destacó que hoy en día tenemos mucha información a nuestro alcance pero que lo que marca la diferencia es que sea “información inteligente que nos ayude a tomar las mejores decisiones”. Además, subrayó que, a la vista de los resultados, las subvenciones a los centros se deben considerar “inversiones”.

Asimismo manifestó que el último informe de Cotec demuestra que entre 2008 y 2011 el número de empresas innovadoras en España ha caído en un 43% mientras que en este mismo periodo ha aumentado un 113% el número de empresas que elijen a los institutos de Redit como colaborador preferente para la innovación.

Cristina del Campo

Cristina del Campo

Por su parte, la directora de Redit, Cristina Del Campo, recordó que en 2012 los institutos dieron cobertura en I+D+i a más de 12.000 empresas clientes, con unos ingresos por facturación privada que superaron los 53 millones de euros.El total de ingresos ascendió a más de 100 millones, de los que el 47% fueron fondos públicos competitivos, con un 33% de origen regional.

Del Campo resaltó la labor de los 1.500 profesionales que trabajan en la Red y que en 2012 llevaron a cabo cerca de novecientos proyectos de I+D+i. La directora mencionó además que los institutos valencianos representan el 25% del sistema español de centros tecnológicos.

AL LADO DE LAS PYMES 

El informe refleja que la mayoría de las empresas con las que trabaja Redit son pymes, siendo el 63% de ellas manufactureras y de niveles tecnológicos medios y bajos. Para Rafael Ros “los institutos nos caracterizamos por nuestra capacidad de generar y aplicar conocimiento y por nuestra cercanía a las empresas. Esto representa una ventaja competitiva frente a otros agentes, puesto que nos permite identificar con precisión las carencias innovadoras de las empresas y darles una respuesta más rápida y certera a sus dificultades de desarrollo”, concretó.

En su opinión, la relación del gasto en I+D+i de un territorio y sus niveles de empleo y calidad de vida está más que comprobada. “En Redit estamos convencidos de que la I+D+i es la mejor política social y sabemos que los recortes de hoy en esta materia impedirán pagar las prestaciones sociales de mañana, por lo que este gasto debe ser prioritario”, defendió Ros.

En este sentido el vicepresidente de Redit recordó que en Alemania, la corporación Fraunhofer obtuvo en 2011 un 66,2% de sus más de 1.500 millones de ingresos de origen público, e incluso el MIT un 88,7% de sus más de 1.500 millones de dólares. “El estudio demuestra que el apoyo público a los institutos tiene un efecto muy positivo en los resultados de las empresas que colaboran con ellos. Concretamente, a mayor financiación pública de los centros, nuestras empresas clientes son más productivas, exportan más, hacen más innovación de producto, de proceso y de comercialización, y captan más fondos para la I+D+i”, defendió Rafael Ros.

“Por ello,–continuó– confiamos en que este informe sea considerado al más alto nivel de decisión en nuestra administración pública. Estamos convencidos de que hace falta una dotación presupuestaria adicional para la innovación, que sitúe a la Comunidad Valenciana entre las regiones españolas de referencia, y que permita competir a nuestras empresas con las mayores garantías, en un contexto cada vez más complicado”.

Aaurelia Modrego

Aaurelia Modrego

Tanto Ros como la directora de este estudio, Aurelia Modrego, abogaron por hacer un trabajo de proselitismo, de modo que las empresas se apoyen más en los servicios de la red de institutos. “Es imprescindible que las tesis de este informe sean conocidas e interiorizadas por nuestros empresarios, para que sigan apostando por la innovación y confiando en nuestros institutos tecnológicos como socios preferentes en sus retos tecnológicos”, señaló Ros.

APOYO EMPRESARIAL 

La presentación del estudio, que tuvo lugar en la sede de la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval), contó con el apoyo del empresariado valenciano. El presidente de Cierval, José Vicente González, valoró positivamente el papel de los institutos, los cuales, dijo “no son un fin en sí mismos, sino instrumentos para aumentar la competitividad de las empresas”.

González consideró importante para el futuro de los centros tecnológicos que las “empresas reconozcan su merecida utilidad”. Además, el presidente de Cierval recordó que las empresas que “van bien” se caracterizan por “ser innovadoras, estar internacionalizadas, dedicar tiempo y recursos a la formación y contar con un tamaño adecuado al mercado en el que se mueven”.

Por su parte, el conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, encargado de clausurar el acto, recalcó el hecho de que “aquellas empresas que apuestan por la I+D+i obtienen mejores resultados, generan más empleo y compiten mejor a escala internacional”. En este sentido, hizo especial hincapié en la importancia de la innovación empresarial “como clave para acelerar la salida de la crisis”. El titular de Economía animó a las empresas a trabajar conjuntamente con Redit para ganar en innovación y generar más ingresos de fuentes estatales y europeas, pues lamentó “no nos vamos a engañar, no podemos pensar que el Gobierno valenciano va a tener muchos más recursos para invertir en este área”.

El conseller consideró una “prioridad” saldar las cantidades que todavía adeuda a los centros. Asimismo, afirmó que Redites un ejemplo de éxito de colaboración público-privada” tal y como demuestran las cifras. También recordó que por cada euro que las empresas invierten en los institutos tecnológicos de Redit, su facturación crece en torno a tres a medio plazo, por lo que afirmó que desde la Generalitat “seguiremos dando el máximo apoyo a la innovación y a los centros tecnológicos”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter