La información económica de los líderes

Los motores de la economía alicantina

Las industrias más vinculadas a las nuevas tecnologías, adaptadas a los cambios en las olas de innovación, han sido el motor de las potencias industriales. Por ello, los miembros del Instituto de Economía Internacional de la Universidad de Alicante abogan por encaminar los sectores industriales de la provincia hacia la economía del conocimiento, el progreso tecnológico y la innovación. Como posibles motores de la economía alicantina, el grupo del instituto universitario señala: [mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

  • El sector de las TIC: no se trata de penetración de internet entre los ciudadanos, sino de que sean las empresas las que aprovechen todas sus ventajas y potencialidades. “Las TIC pueden dotar de un valor añadido diferenciador en una economía tan terciarizada como la alicantina” defienden desde el instituto que dirige Andrés Pedreño
    Andrés Pedreño

    Andrés Pedreño

  • Nanotecnología: llamado a ser el siguiente gran salto en la evolución tecnológica, mientras en otras regiones se potencia, en España su inversión es ínfima. “Corremos un riesgo enorme de no saber situarnos en la ola del cambio, tal y como nos pasó con la revolución de las TIC”.
  • El Turismo 2.0: adaptado a las nuevas exigencias de un turista digital, gran consumidor de información durante la estancia y dependiente de los vuelos de bajo coste. Un turismo diversificado y casi individual.
  • El ladrillo 2.0: alejado de las tradicionales tendencias de construcción que han conducido a la crisis actual, la nueva construcción debe basarse en edificios con alto valor añadido, con aplicaciones domóticas y adaptadas a las ciudades inteligentes. El primer paso, proponen desde el Instituto de Economía Internacional, “quizá sea adaptar las viviendas actuales al futuro que se nos acerca. Un sector que ha tenido tanto peso en la provincia alicantina no podemos dejar que muera, aunque sí transformarse”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter