La información económica de los líderes

Luisa Pastor: “La Diputación ha hecho un esfuerzo por sanear sus finanzas y devolver la deuda”

La presidenta de la Diputación de Alicante, Luisa Pastor, explica en la siguiente entrevista cómo la institución que preside está afrontando los últimos años de crisis económica[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

 – Cómo ha impactado y está impactando la crisis en las cuentas de la Diputación de Alicante a lo largo de estos cinco años?

– Desde que iniciamos la legislatura hace dos años, la Diputación de Alicante ha presentado unas cuentas cuyo objetivo prioritario ha sido el de alcanzar la estabilidad presupuestaria, la contención del gasto y la austeridad para rebajar la deuda y no pedir préstamos hipotecarios.

Hemos trabajado por ofrecer un mayor grado de solvencia a las poblaciones de la provincia, con especial atención a las de menor población, al tiempo que hemos recuperado la senda de la inversión en infraestructuras básicas y necesarias para los consistorios, dando prioridad a las políticas sociales y a la asistencia a municipios.

– ¿Qué medidas de ajuste en sus gastos ha tenido que aplicar la Diputación de Alicante en estos cinco años por causa de la caída de la recaudación tributaria y, en su caso, de las transferencias?

– El principal escollo con el que se ha encontrado la Diputación de Alicante en estos años radica en las devoluciones que hemos tenido que hacer al Estado por el cálculo erróneo del anterior Gobierno de España en los ejercicios 2008 y 2009. Este hecho nos ha obligado a aumentar los pasivos financieros y a reforzar la austeridad de los presupuestos, sin dejar de atender las necesidades fundamentales de los municipios alicantinos en cuanto a infraestructuras primordiales para su desarrollo y sostenibilidad.

En este sentido, la institución provincial ha hecho un esfuerzo por sanear su balance financiero, devolver la deuda y presentar unas cuentas equilibradas, realistas y que potencian las economías de escala.

– ¿Cuál es el nivel actual de endeudamiento de la Diputación Provincial de Alicante y qué medidas está implementando para reconducir su situación de endeudamiento?

– Como ya he comentado, la Diputación ha reducido considerablemente en este periodo su nivel de endeudamiento, comprimiendo la deuda viva y conteniendo el gasto. La austeridad ha sido una de nuestras máximas, atendiendo al contexto económico y a nuestros márgenes de solvencia, tanto de la propia institución como de sus organismos autónomos.

En este sentido, puedo afirmar que la racionalidad financiera ha sido clave en nuestros presupuestos, junto con la reducción de la deuda viva que hemos conseguido bajar en estos dos últimos ejercicios, lo que nos ha permitido incrementar el ahorro bruto.

– En un escenario de menores ingresos vía transferencias y recaudación de tasas y tributos, ¿se pueden plantear y ejecutar inversión en infraestructuras? Concretamente, ¿en cuánto se han reducido estos cinco años las inversiones en infraestructuras y cuándo prevé que la Diputación volverá a los ritmos de inversión anteriores a la crisis?

– Las diputaciones provinciales estamos estructuradas como pilar fundamental de ayuda a los municipios de menos de 20.000 habitantes. De hecho, cerca del 20% del presupuesto de este año está destinado directamente a los ayuntamientos, a aliviar sus gastos corrientes, así como a potenciar sus inversiones, convocatorias y ayudas. El Plan Provincial de Obras y Servicios y el Especial de Infraestructuras, junto con el de Cooperación, conforman uno de los bloques presupuestarios más importantes de nuestras cuentas, con cerca del 40% del total.

– ¿Hay interés por parte de las empresas y de las entidades financieras en apoyar y participar en proyectos de promoción público-privada para el desarrollo de infraestructuras?

– La Diputación de Alicante no tiene proyectos financiados con fondos público-privados, ya que nuestras infraestructuras e inversiones son de ámbito público, provincial y local. No obstante, sí hemos apostado por esta colaboración en los organismos fundacionales como MARQ o Agencia Provincial de la Energía. Somos conscientes de las dificultades comunes por las que atraviesa la inversión privada y las necesidades de liquidez que presentan algunas administraciones.

La colaboración financiera, por tanto, se encuentra constreñida, pero debemos mirar con optimismo el futuro porque según la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2013, Alicante es la segunda provincia española que más empleo creó entre abril y junio. Hemos de seguir en esta línea y trabajar conjuntamente, administraciones y empresarios, para conseguir la recuperación y la creación de empleo en nuestro territorio.

– En su opinión, ¿qué han supuesto estos años de crisis económica para la provincia de Alicante; especialmente en los aspectos económicos, sociales y empresariales?

– Creo que las consecuencias han sido similares a la de otras provincias, especialmente en el sector industrial. Una vez más se ha evidenciado que nuestra fortaleza reside en los sectores del turismo y el agroalimentario. Desgraciadamente ha supuesto la destrucción de empleo en un grado que aún no hemos recuperado y socialmente, ha puesto de manifiesto que las prioridades deben estar claras para que los servicios públicos tengan una financiación estable.

– ¿Qué medidas se han puesto en marcha en estos años de crisis desde la Diputación para mitigar en lo posible los efectos más traumáticos de la crisis, y qué resultado han dado y están dando dichas medidas?

– Permítame que me centre en los dos últimos años, puesto que es cuando asumo la responsabilidad en esta institución. La principal medida es que se ha mantenido la inversión y la ayudas en el ámbito social, es más, se han apuntalado de manera firme y clara.

En segundo lugar, y como principal cooperador con los ayuntamientos, se han desarrollado y puesto en marcha planes e inversiones dirigidos a fomentar el ahorro de gasto corriente para la propia casa y para los ayuntamientos –Plan de Ahorro energético– y convocatorias de subvenciones como Bomberos, o reducir el porcentaje de gasto por las gestiones de SUMA para que los ayuntamientos tengan liquidez.

– ¿Ha habido actuaciones específicas de la Diputación para ayudar a los sectores productivos de la provincia más afectados por la crisis?

– Nuestro ámbito competencial nos limita ese plan de ayuda, pero le puedo destacar acciones directas de promoción en Turismo a través del Patronato Costa Blanca y un esfuerzo directo para proteger y promocionar las distintas denominaciones de origen con las que contamos en la provincia y que son de primer nivel.

– ¿Cree que hay motivos para la esperanza y el optimismo en un horizonte de meses o tenemos crisis aún para años?

– Creo que los indicadores, especialmente los de exportación, nos indican que se ha frenado la tendencia, pero hasta después del verano, tendremos una perspectiva más real. El optimismo es necesario para afrontar la crisis y remontar. Cuando se reduzca el paro de manera continua, podremos hablar en este sentido; mientras, debemos seguir trabajando y ajustando ingresos y gastos en las administraciones.

Otro aspecto positivo lo tenemos sobre la mesa y sobre todo, en la provincia de Alicante. Son las cifras de ocupación turística, donde Benidorm está siendo ejemplo y batiendo récords. En la exportación, donde el calzado ya ha dado muestras de buena salud y como le decía, nos queda la creación de empleo con buenos datos de manera continuada.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter