Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Invertir en tiempos de crisis

Invertir en tiempos de crisis

Director de la Oficina de Renta4 en Elche

Francisco Ortega

Francisco Ortega

Vivimos tiempos en los que, en nuestro día a día, convivimos con términos como crisis, recesión, ajuste presupuestario, déficit, prima de riesgo, desaceleración y un largo etcétera, repleto de terminología compleja y demás tecnicismos.

Desde un punto de vista como inversor, podemos considerar el momento actual como una buena oportunidad para aprovechar ciertas alternativas que se nos presentan. Para ello podemos adoptar una visión positiva de los mercados en el medio plazo y aprovechar el actual clima negativo para apostar por aquellas alternativas que aporten valor a nuestra inversión.

Los datos macroeconómicos que estamos conociendo en las últimas semanas dan a conocer que el tono de las economías en su conjunto está mejorando en los últimos meses. En Europa, los indicadores adelantados, como el PMI, datos de comercio exterior y el indicador de confianza del consumidor, reflejan que la economía de la Unión Europea está en vías de salir de la recesión.

EEUU crece a niveles constantes, siendo la primera economía en apostar por estímulos en contraposición a los recortes para salir de la crisis. Japón ha tomado un rumbo similar para impulsar su economía, lo cual está comenzando a dar sus frutos.

Caso aparte para las economías emergentes, las cuales están sufriendo un peor comportamiento fruto de la salida de capitales hacia las economías desarrolladas, destacando casos como China (desacelera su crecimiento) o Brasil (su alta inflación está lastrando el consumo).

Cambio en la coyuntura

En los próximos meses no dejaremos de recibir noticias que sigan aportando incertidumbre y volatilidad a los mercados, pero el trasfondo no es el que, por ejemplo, teníamos hace un año. El verano pasado eran constantes los rumores de salidas del euro de determinados países, quitas generalizadas de deuda por parte de países considerados como periféricos, ruptura del euro, vuelta a la peseta en el caso español, etc.

Ha pasado un año y la situación económica ya no es tan delicada como entonces. En Europa todavía queda mucho por hacer, sobre todo en cuanto a política se refiere. La unión bancaria tan deseada no vendrá antes de una política fiscal común, la cual ahora mismo no se espera para antes de 2015. El Banco Central Europeo (BCE) apoya las políticas que impulsen el crecimiento económica y la reanudación del flujo del crédito, pero los distintos países de la zona euro deben seguir con sus procesos de ajuste y cambios estructurales, sobretodo para los países considerados como periféricos.

Por nuestra parte, como inversores debemos cambiar el “chip” que podíamos tener hasta ahora. Venimos de un escenario tan complicado que, fundamentalmente, las recomendaciones para un perfil de riesgo moderado se centraban en alternativas estables, apostando en la mayor parte de los casos en productos de renta fija de emisores de primer orden para plazos cortos de tiempo.

La renta fija ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años como consecuencia de las turbulencias de los mercados de renta variable, crecimiento el cual ahora comienza a moderar/corregir.

Ahora que las principales economías están mejorando en cuanto a datos macroeconómicos y que las empresas apoyan positivamente con sus resultados presentes y visibilidad de proyecciones para el medio plazo, podemos considerar el momento actual como una buena oportunidad para asumir algo más de riesgo en nuestras carteras y apostar por renta variable para los próximos meses.

Para ello, podemos optar por buscar valor en aquellos activos y mercados que mejor expectativa podemos detectar en estos momentos.

Apuesta por la renta variable

Teniendo en cuenta el entorno actual, podríamos destacar el buen comportamiento de la Bolsa americana y la japonesa. En el caso concreto de Estados Unidos, por valoraciones quizás se encuentre algo cara, pero es la consecuencia de las subidas acumuladas en los últimos meses. Sin descartar correcciones desde las actuales cotas de máximos históricos, las empresas seguirán consiguiendo beneficios que apoyarán mayores alzas en los próximos trimestres.

La renta variable europea presenta un mayor atractivo en cuanto a valoraciones y precios actuales. Destacaremos aquellas empresas rentables, pertenecientes a sectores en crecimiento con valoraciones atractivas y buena capacidad de gestión de sus directos. Compañías que se benefician del crecimiento mundial, al no estar limitadas únicamente a su ámbito nacional.

Bajo esta idea y apostando por la recuperación de la renta variable europea, destacamos varios fondos de inversión gestionados por Renta 4 Banco, como son el R4 Bolsa (selección de mejores valores españoles), el R4 Eurobolsa (selección de compañías europeas) y R4 Valor (valores europeos de mediana capitalización con buenos fundamentales y expectativas crecientes).

En cuanto a mercados emergentes, habrá que ser más selectivo, evitando tomar posiciones en economías lastradas como Brasil, Indonesia o Malasia, apostando por regiones con mejores perspectivas como Corea, Taiwán, México, Europa del Este o Asia.

Un dato que apoya la inversión en mercados emergentes hace referencia al crecimiento esperado este año por las economías emergentes en su conjunto frente al de las economías desarrolladas (4% frente al 1% de los países desarrollados). Una buena apuesta para acceder a los mercados emergentes con la filosofía de buscar crecimiento y valor se puede articular a través del fondo de inversión Renta 4 Emergentes Global.

“Gran rotación”

Los datos macroeconómicos y los resultados empresariales a conocer en próximas fechas guiarán el sentido de los mercados a corto plazo. Prestaremos atención al mensaje de las autoridades monetarias respecto a políticas expansivas en vez de austeridad y recortes para impulsar el empleo y el crecimiento económico.

Como hecho a tener en cuenta es preciso mencionar que todavía no se ha manifestado el movimiento conocido como ‘gran rotación’, efecto que se refiere a la salida en mercados financieros de posiciones en renta fija hacia la renta variable. De producirse (algo esperado por los gestores), las bolsas experimentarán importantes inyecciones de liquidez, lo que producirá subidas generalizadas en los diferentes índices.

Mientras se produce esta esperada llegada de liquidez a la renta variable procedente de activos más estables, el momento actual puede identificarse como una buena oportunidad para aprovechar la volatilidad reinante estos días para situarse en el nuevo ciclo de los mercados.

www.r4.com

Vive-Costa-del-Sol-300x300
carretillas-elevadoras-still-300x300
carretillas-elevadoras-still-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.