La información económica de los líderes

La colaboración público-privada se impone en la financiación a emprendedores

C-021.1.EX_2012_©_Caixabank_SA

La Administración defiende la coinversión con entidades privadas para promover el emprendimiento y favorecer la creación de empresas, así como el acompañamiento en las primeras fases del proyecto.

Según datos del Consell, actualmente existen en la Comunidad Valenciana 24.000 empresarios más que hace un año, mientras que en España hay 2.800 menos. En el primer trimestre de 2013, las sociedades creadas en la región han aumentado un 5,9%, “lo que supone el mejor arranque anual de los últimos cinco años”, aseguró el jefe del Consell, Alberto Fabra. Así, durante los tres primeros meses del año se han creado 3.034 sociedades mercantiles, lo que representa más de 33 empresas nuevas cada día.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Pero todos coinciden que para desarrollar iniciativas que apoyen al emprendedor y faciliten la creación de nuevas empresas, la financiación es el aspecto clave. El presidente de la Generalitat ha anunciado que, este mismo mes de junio, la Generalitat sacará una línea de ayudas destinadas a la constitución de nuevas empresas, las cuales recibirán entre 4.000 y 9.000 euros en función del perfil del emprendedor. Además, a esos importes se sumarán otros 1.000 euros adicionales si la actividad empresarial se desarrolla en un sector de carácter innovador.

PRÉSTAMOS PARTICIPATIVOS 

De momento, y a la espera de aprobar las mismas, la Administración autonómica viene apostando por la colaboración público-privada, en la que una parte de la inversión procede de la entidad pública, mientras otra proviene de inversores privados o del propio emprendedor.

En este sentido, el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) dispone de varias líneas de financiación, que se materializan a través de préstamos participativos. Se trata de préstamos a largo plazo, con posibilidad de carencia, cuyos intereses están ligados a los resultados de la empresa que va a llevar a cabo el proyecto empresarial innovador.

“Lo que paga la empresa en concepto de intereses, dependerá de la evolución de la actividad de la misma, gracias a esto, la carga financiera que supone el préstamo se adapta a la situación económica de la empresa a lo largo del desarrollo del proyecto empresarial”, afirman desde la Administración.

Los préstamos participativos en orden a la prelación de créditos, se situarán después de los acreedores comunes y se consideran patrimonio neto a los efectos de reducción de capital y liquidación de sociedades. Las partes podrán acordar una cláusula penalizadora para amortizaciones anticipadas; pero en todo caso, solo se podrá amortizar anticipadamente si dicha amortización se compensa con una ampliación de igual cuantía de los fondos propios y siempre que esta no provenga de la actualización de activos.

Por otro lado, las líneas de apoyo a la empresa del Instituto de Crédito Oficial (ICO) son préstamos, preferentemente para empresas y autónomos, destinados, entre otros, a empezar un negocio, comprar maquinaria o invertir en proyectos que ayuden a expandir el negocio.

El ICO establece la dotación económica total, las principales características y condiciones financieras de las diferentes líneas de financiación (tipos de interés, plazos, carencias, etc.) y firma los correspondientes contratos de financiación con las entidades financieras, que son las que reciben las solicitudes, las estudian, aprueban y formalizan las operaciones.

Las entidades colaboradoras no están obligadas a conceder el préstamo, pueden aceptar o denegar las operaciones según sus criterios internos, ya que el riesgo de crédito es asumido íntegramente por ellas y por tanto, son estas las que establecen las garantías a exigir en cada operación.

LA BANCA COMERCIAL SE VUELCA 

Una vez formalizada la operación, la entidad solicita los fondos al ICO, para desembolsarlos, una vez recibidos, de una sola vez al cliente. No se permitirá que la entidad entregue los mismos fraccionadamente ni contra certificaciones. Tampoco podrá inmovilizarlos ni obligar al cliente a hacerlo una vez desembolsados.2013-junio-emprendedores-finanzas2

Si bien, el prestatario debe saber que no es posible aumentar el plazo de amortización de este tipo de préstamos para aliviar en lo posible su carga financiera, ni tampoco los plazos de carencia.

En este sentido, a finales del primer trimestre, según datos de SabadellCAM, la entidad encabezaba a escala nacional el ranking de préstamos ICO a Emprendedores, con una cuota de mercado del 35,46%, lo que supone haber facilitado 872 millones de euros, cincuenta de ellos en la Comunidad Valenciana. Para apoyar específicamente a este colectivo, SabadellCAM lanzó el pasado año la Cuenta Expansión Negocios, un producto específicamente pensando para cubrir las necesidades de autónomos, comercios y pequeñas empresas.

Por otro lado, también el Banco Europeo de Inversiones (BEI) contempla tanto financiación directa a los promotores, ya sean estos públicos o privados, como préstamos intermediados a través de entidades financieras.

Desde el Banco Santander explican cómo recientemente han firmado un nuevo acuerdo con el BEI por el que amplían hasta 800 millones la línea de crédito, abierta en septiembre de 2012, para financiar proyectos de inversión de pymes y empresas de hasta 3.000 empleados.

En este sentido, la entidad que preside Emilio Botín se ha comprometido a aportar la misma cantidad del préstamo recibido del BEI, que asciende en este caso a 400 millones de euros.

A través de su división Santander Universidades, la entidad apoya el emprendimiento, entre otras acciones con del fondo de capital riesgo I+D Unifondo, creado en 2005 con una aportación inicial del banco de tres millones. Su objetivo es invertir en empresas de base científica y tecnológica de nueva creación nacidas en el entorno académico.

También dispone de la Red Emprendia de incubación de empresas, así como su programa remunerado de becas universitarias que no solo ofrece una oportunidad a estudiantes, sino también a empresas de reciente constitución para aminorar de esta manera los costes de personal. Durante 2012 y 2013, Santander aportará 13,5 millones para beneficiar a 7.500 estudiantes, dotación que ascenderá hasta 18 millones y 10.000 nuevas becas en 2014 y 2015.

MICROCRÉDITOS 

CaixaBank ha creado diversos vehículos y herramientas para promover el emprendimiento. Desde, MicroBank, el banco social de la entidad, ofrece microcréditos dirigidos a emprendedores, autónomos y microempresas que necesitan financiación para iniciar, ampliar o consolidar su negocio, o para atender necesidades de capital circulante. Su importe máximo es de 25.000 euros, no precisa la aportación de garantía real y su periodo máximo de devolución es de cinco años, pudiendo incluir una carencia de 6 meses.

Desde 2007 y hasta el pasado mes de marzo MicroBank ha financiado 181.331 proyectos por valor de 1.116,8 millones, siendo líder en el segmento de los microcréditos.

Para proyectos con alto potencial de crecimiento, a través de Caixa Capital Risc acompaña en las primeras rondas de inversión a proyectos innovadores para atraer a inversores sectoriales e internacionales a los mismos. Cuenta con un volumen de inversión de 73 millones a través de cuatro vehículos: Caixa Capital Micro –dirigido a cubrir la fase más inicial, invirtiendo en los fondos propios de las compañías a través de un préstamo participativo de 50.000 euros–; Caixa Capital BioMed –especializado en el ámbito de las ciencias de la vida–; Caixa Capital TIC –en el de las tecnologías digitales–; y Caixa Innvierte Industria –al crecimiento internacional–.

Para Bankia “es hora de dar cuerda”. Con este eslogan la entidad se compromete a que “todo vuelva a funcionar y marchar con buen rumbo y mejor ritmo”. En este sentido, su plan estratégico contempla que el 84% de sus nuevas concesiones de crédito hasta 2015 se focalicen en empresas, lo que supone 43.500 millones. Hasta el pasado 15 de mayo se aprobaron 44.843 operaciones para particulares, autónomos, pymes y empresas por valor de 4.584 millones, de ellos 2.585 se han destinado a empresas y 665 a pymes y autónomos. A final de año Bankia quiere facilitar 10.000 millones a empresas y particulares.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter