La Universidad de Alicante apuesta por las cátedras de empresa

La Universidad de Alicante apuesta por las cátedras de empresa

Las cátedras de empresa tienen su razón ser en la voluntad de potenciar y reforzar la relación universidad-empresa para crear valor añadido y avanzar en la innovación mediante la generación de conocimiento.

 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]2013-mayo-UA-abreLa necesidad de incrementar los lazos  entre el mundo académico y empresarial es uno de los puntos de mejora del actual sistema educativo. En este sentido, las cátedras universidad-empresa son una fórmula de cooperación estable y duradera entre la universidad y la industria u otras instituciones, además de un medio para mantener con estas entidades relaciones estratégicas de colaboración académica.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Es por ello, que la Universidad de Alicante (UA) se muestra especialmente activa en este sentido, alentando a las empresas a sacar partido del conocimiento que en ella se genera para dar un impulso al empleo y a la economía de la región. “La UA apuesta decididamente por las cátedras como proyecto institucional ya que representan un foro permanente de encuentro y de debate que propicia un enriquecedor intercambio de conocimientos, experiencias e inquietudes”, indica la Secretaria General, Aránzazu Calzada.

Para la responsable en la UA, las cátedras son una magnífica oportunidad de mejorar la conexión con el entorno social y económico, de realizar proyectos estratégicos y de favorecer la relación universidad-empresa, buscando una implicación más directa de estas para crear valor añadido. Para la universidad, tal y como reconoce Calzada, las cátedras permiten mantener una relación fluida con el mundo empresarial, una forma de potenciar los puntos de unión previos y de realizar una apuesta común por la innovación mediante la generación de conocimiento. “En definitiva, son un medio para establecer una colaboración estratégica estable, con la finalidad de desarrollar objetivos de docencia, investigación, difusión del conocimiento, innovación y transferencia de tecnología”.

Beneficios para ambas partes

Entre los beneficios que reportan, Calzada apunta cómo las cátedras de la UA promueven la vocación empresarial de los estudiantes a través de la formación, la investigación y el apoyo a las iniciativas emprendedoras, “algo que actualmente es una realidad plenamente consolidada gracias a la incesante labor realizada por la dirección de las mismas y sus respectivos equipos”.Para las empresas, también resulta beneficioso el retorno en notoriedad y responsabilidad social corporativa de la inversión realizada.

Para su responsable, gracias a estos convenios se impulsan proyectos que contribuyen al progreso social y económico de nuestro entorno. “La permeabilidad universidad–empresa puede favorecer el tránsito hacia un modelo de negocio basado en la innovación”.

Desde esta perspectiva, es fácil comprender que para la Universidad de Alicante establecer este tipo de relaciones es prioritario “ya que propicia una colaboración académico-empresarial muy fructífera”. “Las cátedras –continúa– resultan imprescindibles para que la vinculación con las empresas e instituciones sea cada vez mayor y para ofrecer una imagen nítida de la universidad como institución de servicio público”.

El papel de las universidades es cada vez más relevante como motor del desarrollo y ello exige que los conocimientos y los resultados de las investigaciones se trasladen a las empresas y a la sociedad contribuyendo, respectivamente, a la interacción con aquéllas, a la resolución de problemas diversos y, en definitiva, a la mejora de la calidad de vida.

“La sociedad ha que percibir nuestra apuesta por una docencia de calidad, por la formación integral de los estudiantes,  la investigación, la innovación y la transferencia del conocimiento y también debe reconocer el papel que desempeñamos como productores y difusores de la cultura. La contribución de la UA al desarrollo social, económico y cultural de su entorno más próximo, es incuestionable y en este sentido, estoy convencida de que las cátedras favorecen el vínculo entre empresa, universidad y sociedad”, descata la secretaria general de la UA.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.