Estas son las aceleradoras que financian e impulsan a los emprendedores

Estas son las aceleradoras que financian e impulsan a los emprendedores

ANGELS_ABRE

La existencia de talento y buenas universidades, costes asumibles, además de un buen ecosistema emprendedor en la Comunidad Valenciana, son algunos de los motivos que inclinaron la decisión de Plug and Play Tech Center, fundada por el norteamericano de origen iraní Saeed Amidia, a instalar en Valencia su sede europea. Pero esta multinacional no es la única que apoya la iniciativa emprendedora en la región. El empresario Juan Roig, a través del programa Lanzadera que arranca este verano también ha constatado que el espíritu innovador, emprendedor y el talento están muy presentes en nuestra sociedad. Igual que los también empresarios Enrique Penichet, de Business Booster y José Vicente Pons, director general de Business Innovation.

 


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]En un país donde no existe la cultura de invertir en las ideas de negocio de los demás, el sector de los inversores privados parece que va cogiendo fuerza para fortuna del emprendedor, que ve cómo redes de contactos, experiencia directiva y financiación se ponen a su servicio para ayudarles a lanzar sus proyectos empresariales.

Puestos en contacto con algunos inversores privados, que a través de sus aceleradoras fomentan el emprendedurismo, consideran que para dinamizar realmente a este sector son necesarias determinadas ventajas fiscales, tanto a la hora de invertir en fondos como directamente en las startups.

Jaime Esteban

Jaime Esteban

El 24 de mayo pasado, finalmente el Gobierno aprobó la Ley de Apoyo al Emprendedor, que entre otras medidas intenta dar respuesta a estas reivindicaciones. Con el objetivo de fomentar la figura del inversor particular o business angels, estos disfrutarán de una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF por su inversión al entrar en una sociedad de nueva creación o capital y conocimiento empresarial. La base máxima será de 20.000 euros anuales. Además, se eximen todos los beneficios obtenidos por la actividad si se reinvierten en otras entidades de nueva o reciente creación.

Lanzadera y Plug and Play

Para Jaime Esteban, director general de Lanzadera, “venimos de un modelo en el que el 90% de la financiación ajena de las empresas proviene o provenía de la banca. Ante esta situación, el ahorrador ha obtenido históricamente rentabilidades interesantes invirtiendo en otros activos. Por ello, el match entre unos y otros no se ha visto promovido por el sistema”.

En su opinión una de las ‘ventajas’ de la actual situación económica, es que el paradigma ha cambiado: las empresas no encuentran financiación en la banca y los activos en que tradicionalmente invertían los ahorradores han perdido atractivo. “Es verdad que el momento es muy complicado, pero la apuesta por el emprendedurismo y el nuevo talento no puede verse frenada por el pesimismo o la supresión de inversiones que impliquen la creación de riqueza para el país, aunque los resultados sean visibles en el medio plazo. Talento no falta, pero todos necesitamos un empujón para empezar a progresar”.

El programa Lanzadera parte de un convencimiento de Juan Roig, presidente de Mercadona: es necesario compartir las habilidades, conocimientos y recursos para generar riqueza en la sociedad. En el caso de Lanzadera, ese convencimiento implica crear las condiciones necesarias para que otros emprendedores asuman el riesgo de desafiar las dificultades existentes.

El modelo de negocio de Plug and Play España, según explica Juan Luis Hortelano, director y cofundador junto a Rubén Colomer, Juan Martínez Climent y Alberto Gutiérrez es invertir en empresas, ayudarles en su crecimiento y a que consigan mas financiación si la necesitan (especialmente si están preparadas para ir al mercado americano) buscando su éxito y que dicha inversión se rentabilice.

J.L. Hortelano,  R. Colomer u J. Martínez

J.L. Hortelano, R. Colomer u J. Martínez

Desde su llegada a Valencia, en mayo de 2012, Plug and Play España ha invertido en 17 startups, y el total invertido incluyendo la inversión pendiente en las startups del programa actual ronda los 600.000 euros.

Su modelo de negocio se centra en invertir en empresas, ayudarles en su crecimiento y a que consigan más financiación si la necesitan (especialmente si están preparadas para ir al mercado americano) buscando su éxito y que dicha inversión se rentabilice.

No tienen establecido un tiempo de permanencia en el capital de la startup. “Aunque el momento óptimo para desinvertir es cuando la empresa es comprada o sale a bolsa”, señala Hortelano.

Business Booster y Valencian Global

Por su parte, Business Booster es parte de Sinensis Capital SCR, el primer “accelerator venture fund” de España. Son inversores, donde el primer estadio de inversión o “ronda aceleración” se realiza en Business Booster. Posteriormente invierten en ronda semilla y ronda “serie A”. “Nuestro negocio es la venta de la participación de las empresas, solo ganamos si logramos el crecimiento y generación de valor en las startups, su éxito es nuestro éxito” explica Enrique Penichet.

Enrique Peniche

Enrique Peniche

Como inversores se centran exclusivamente en negocios basados en internet y aplicaciones para móviles, porque, en caso de acertar con la invertida, se obtiene el retorno suficiente por su escalabilidad que compensa las invertidas que no funcionan.

Además Penichet defiende que es un sector donde las empresas se basan principalmente en software, con lo que son “acelerables, en apenas dos meses podemos pasar de la idea a estar vendiendo a nivel nacional validando nuestro modelo. Esto en otros sectores que conllevan patentes, fabricación o licencias de comercialización es inviable”.

Esta aceleradora recibe cientos de candidaturas en cada edición (y ya van por la quinta) pero en cada una de ellas solo selecciona 10 cada 6 meses.

Frente a modelos como los anteriores, Valencian Global, iniciativa impulsada por Business Innovation, está orientada a la fase de consolidación de las empresas seleccionadas. La diferencia fundamental reside en que un equipo de expertos con experiencia en internacionalización de empresas interactúa con las empresas facilitando su extensa red de contactos empresariales, asistiendo a negociaciones con clientes internacionales y facilitando acceso a fondos de capital internacionales.

Los expertos tienen más de 25 años de experiencia y han ayudado a más de 200 empresas innovadoras en todo el mundo a ser exitosas. El equipo está liderado por Kenneth P. Morse, emprendedor en serie con 35 años de experiencia en gestión del crecimiento empresarial.

José Vicente Pons, impulsor del programa Valencian Global valora muy positivamente la primera edición, que  aún no ha terminado, y en la que participan 11 empresas de 46 propuestas. Subraya que en casi todos los casos se ha aumentado la cifra de negocio, “se ha conseguido capital privado para algunas de las compañías y otras han cambiado su modelo de negocio al ser conscientes de la necesitad de centrarse (focus)”. 

Emprendedores con proyecto seleccionado por Valencian Global

Emprendedores con proyecto seleccionado por Valencian Global

Es precisamente la falta o un incorrecto enfoque del modelo de negocio junto a los problemas de financiación y dificultad para acceder a los mercados los principales problemas que Pons detecta en las empresas que llegan hasta ellos.

El programa Lanzadera está abierto a todos los ámbitos de actividad, pues consideran que el emprendedurismo ha de producirse en todos los sectores. En su filosofía, ponen de manifiesto cuáles son, no los sectores sino, los proyectos que les resultan más atractivos: aquellos que cuentan con un  modelo de negocio capaz de sobrevivir en el tiempo y cuyo éxito se basa en el liderazgo, trabajo productivo y esfuerzo.

Todas las aceleradoras consultadas coinciden al señalar la importancia del equipo, las personas que lo forman, su esfuerzo, talento y ambición, como uno de los criterios de  peso a la hora de apoyar un nuevo proyecto.

Junto a ello y por supuesto, el proyecto debe ofrecer potencial, ser diferenciador y escalabilidad del producto o servicio. En algunos casos se valora además un nicho de mercado global mínimo de 400 millones de euros (Valencian Global) y en otros, también se evalúa si en el tiempo que dura el programa de aceleración se les puede ayudar (Plug and Play). De ahí que en ambos casos, los proyectos deben llegar en un estado concreto y ya desarrollados en parte.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.