Lo clásico vuelve a estar de moda: ¡eureka, la renta fija!

Asesor de inversiones. Renta 4 Banco. 

Felipe Sánchez Coll

Felipe Sánchez Coll

La renta fija sigue siendo una gran desconocida para muchos inversores que, cuando se acercan a ella y comienzan a conocerla, no dejan de asombrarse. De hecho, si tuviera que mencionar las grandes sorpresas que depara la renta fija al neófito, me atrevería a sintetizarlas en tres cuestiones.

La primera es que la renta fija no es fija. La segunda, que es uno de los mercados más rentables de la década de largo. La tercera, que este mercado tiene una diversidad y un número de activos tan enorme, que lo recomendable es ponerse en manos de un asesor que guíe nuestras inversiones. 

Ciertamente, la renta fija no es “fija” puesto que, como activo financiero que es, se negocia como cualquier título admitido a cotización en mercado secundario. De este modo, cuando el bono se emite lo hace, como norma general, a 100, lo que se conoce como “a la par”. Pero después, cuando cotice en mercado, podrá bajar, colocándose por debajo de la par -por ejemplo a 97-; o podrá subir, cotizando por encima de la par; a 103 por ejemplo. 

Además, como el activo lleva adherido un cupón, pongamos el 3,66%. La Tasa Interna de Rentabilidad (TIR) que genera ese activo podrá variar al alza o a la baja, dependiendo de si compramos el nominal por debajo o por encima de la par. De este modo, la TIR resultante; es decir, el rendimiento promedio del valor hasta vencimiento, nos servirá como elemento homogéneo para comparar la rentabilidad de distintas emisiones. 

Gráfico nº 1

Gráfico nº 1

Analicemos el bono de Telefónica que adjuntamos en el Gráfico 1, con vencimiento 18 de septiembre de 2017 y con cupón 3,66%. Cuando el año pasado la crisis financiera arreciaba sobre nuestro país, los operadores comenzaron a deshacer posiciones en España, lo que precipitó las ventas sobre la renta fija emitida por empresas españolas.

Así, el precio del bono cayó el 29 de junio de 2012 a niveles de 83,35 puntos, lo que significaba que alguien estaba dispuesto a vender una posición de 100.000 euros de nominales por tan sólo 83.500 euros. Como que el cupón se mantenía fijo del 3,66% y el importe nominal era mucho menor, la TIR resultante era de alrededor del 7,64%.

Sencillamente porque el cupón del 3,66% (los 3.660 euros anuales de interés) se pagaban sobre una posición que había costado 83.500 euros (que a vencimiento se amortizaría devolviendo a su poseedor 100.000 euros). 

Mercado en evolución 

¿Cómo evolucionó el escenario desde esa perspectiva tan negativa del año pasado? Bueno, España consiguió darle una solución al “problema” Bankia al reordenar la cúpula directiva y recapitalizarla, a la vez que se continuó con la aplicación de la agenda de ajustes y reformas.

La aplicación de estas políticas y el incremento de liquidez en los mercados, fruto de la emisión de masa monetaria por parte de la FED y, especialmente, del Banco Central de Japón, decidido a promover la inflación en su territorio cueste lo que cueste, ha permitido que el ‘apetito’ por la renta fija española vuelva a crecer. 

Así, el mismo bono de Telefónica cotizaba el 17 de mayo de 2013 en 106,37, con lo que ahora se estaba dispuesto a pagar 106.370 euros efectivos por una posición de 100.000 euros nominales. Consecuentemente, la subida del precio motivaba que la TIR que se nos quedaba hasta vencimiento se situara ahora en el entorno del 2,10%. 

De todo ello se deduce que el que compró en junio de 2012 se aseguró una TIR por encima del 7%, salvo quiebra de Telefónica. Además, podría vender en mayo de 2013 por 106 lo que adquirió en junio de 2012 por 83, lo que significaría ganar 23 puntos porcentuales de diferencial, que sobre la inversión al 83% supone un 27,7% de rentabilidad, obviando el pago de los cupones del bono. 

Gráfico nº 2

Gráfico nº 2

En segundo lugar, la rentabilidad de los bonos en la última década ha sido espectacular. Como se ve en el Gráfico 2, desde el 1 de enero de 2000 hasta el 24 de mayo de 2013 el índice de bonos soberanos europeos ha conseguido una rentabilidad del 150,32%. 

En tercer lugar, la variedad de emisores y la gama de productos renta fija es casi inabarcable. Si nos centramos únicamente en España, el Estado emite letras, bonos y obligaciones a diferentes vencimientos. Igualmente, otras administraciones, como ayuntamientos y comunidades autónomas, y organismos públicos como el ICO, también colocan su deuda. Del mismo modo, los emisores privados españoles, empresas cotizadas de cualquier sector, emiten todo tipo de papel para muy distintos vencimientos. 

Sistema Electrónico de Negociación de Deuda 

Todos estos mercados se han concentrado, en el caso español, en una plataforma de renta fija corporativa en Bolsas y Mercados Españoles (BME), que permite el acceso a clientes minoristas a través del Sistema Electrónico de Negociación de Deuda (SEND). De esta manera, un inversor particular puede comprar en este mercado desde cédulas con cupón variable de CaixaBank, hasta bonos convertibles de BBVA

En este punto es importante resaltar que www.renta4banco.com es el primer ‘broker’ español online de renta fija con acceso en tiempo real al mercado, por lo que se puede invertir en renta fija pública y privada fácilmente desde la web. Adicionalmente, Renta 4 Banco ofrece contratación telefónica de cualquier otro valor de renta fija, pública o privada, nacional o internacional, por lo que podrá adquirir, si es el caso, cualquier emisión de bonos de Telefónica allá donde los emita. 

Igualmente, será muy importante conocer dentro de este gigantesco abanico de productos que se nos ofrece cuál es la ‘calidad’ de los mismos. Sencillamente, porque como en todo activo financiero, existe un riesgo de impago respecto al emisor, tanto de cupones como de reembolso del principal.

Para conocerlo, tal y como indica la CNMV, podemos consultar las calificaciones (‘rating’) que realizan las agencias especializadas sobre la calidad crediticia y la fortaleza financiera de las entidades emisoras y sobre sus emisiones individuales. Dichas calificaciones se pueden consultar en el folleto informativo inscrito en la CNMV, aunque también es interesante consultar en este punto la opinión de un asesor experto, como lo que encontrará en Renta 4 Banco

Alternativa de diversificación 

Como conclusión, podemos decir que la renta fija es una excelente alternativa de diversificación e inversión en los mercados financieros, ya que es negociable, ofrece rentabilidades interesantes y es muy fácil de contratar, especialmente en www.renta4banco.com.

No obstante, nuestra recomendación es que cuando se acerque al mercado de la renta fija, nos solicite asesoramiento; y ello por dos razones: 1º. Por la amplitud y variedad de productos existentes en mercado; 2º. Por la subida de precios de la renta fija en el último trimestre (consecuencia directa de las inyecciones masivas de liquidez de los bancos centrales), las cuales han elevado notablemente los precios, haciendo bajar la rentabilidad, con lo que hay que ser cauto a la hora de seleccionar este tipo de activos. 

De este modo, le ayudaremos a rastrear el mercado y encontrar el producto que mejor se adecue a su perfil de inversión en cuanto a calidad, precio, plazo y nominal a invertir. Que para eso somos el primer broker online español en el SEND.

www.r4.com

Suscríbete a nuestra newsletter