Los nuevos mercados del siglo XXI toman el relevo en la economía mundial

2013-mayo-internacional-planisferioport

Los escenarios de la economía internacional cambiarán en las próximas décadas según un estudio de PwC. Países emergentes como los BRIC, México, Indonesia y Turquía serán los nuevos protagonistas. En ese entorno, para una economía local como la valenciana, la internacionalización es indiscutible. 

 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]La economía mundial está acelerando su proceso de transformación. La crisis financiera internacional está empujando aún más rápido el centro gravedad de la actividad mundial hacia los países emergentes. China superará en 2017 a EEUU como la mayor economía del mundo; India se consolidará como la tercera potencia mundial en 2050; ese mismo año, Brasil desplazará a Japón en la cuarta posición; Rusia se convertirá en la primera economía europea por delante de Alemania y países como México o Indonesia podrían superar a economías como las del Reino Unido o Francia, según recoge el informe “El Mundo en el 2050: oportunidades y desafíos”, elaborado por PwC. En este ránking, la economía española perderá tres puestos hasta ocupar la posición número 15. 

El estudio confirma la entrada con fuerza en el panorama económico mundial de un nuevo grupo de países emergentes más allá de los llamados BRIC, México e Indonesia. Nigeria y Vietnam, por ejemplo, irrumpirán por primera vez en 2050 en el top 20 de la economía mundial –puestos 13 y 19-; Turquía ascenderá hasta el número doce y Malasia se quedará justo al límite de integrar el grupo de las veinte mayores economías del planeta. Seguir contemplándolos como países donde producir a costes más económicos sería un grave error sin prever que ya se están convirtiendo en grandes mercados de consumo. 

2013-mayo-internaci-Pablo AzconaEl estudio de PwC se centra en analizar el PIB de los países que conforman el G20 (las veinte economías más desarrolladas). Se realizaron proyecciones respecto del crecimiento potencial del PIB teniendo en cuenta diversos factores como, el crecimiento esperado de la población en edad de trabajar, la mejora en los niveles de educación, la evolución de la inversión y el progreso tecnológico. Es importante recordar, señala Pablo Azcona, socio de PwC Tax & Legal Services, responsable de Fiscalidad Internacional y Precios de Transferencia en Levante, que estas proyecciones toman como hipótesis que “todas las economías siguen aplicando políticas de crecimiento económico de forma continuada”. Bajo estas hipótesis, se compara la evolución previsible del G7 (más Rusia) en comparación con el E7 (países Emergentes como los BRIC junto con Indonesia, México y Turquía). 

Dos velocidades 

El documento confirma que en las próximas cuatro décadas seguiremos en un mundo de dos velocidades en términos de crecimiento. Por un lado, un grupo de países emergentes que crecerán, al menos, una media del 4% anual y, por otro, los países desarrollados, en donde el incremento medio de la actividad apenas llegará al 2%. Esta circunstancia llevará, por ejemplo, a que en 2017 las economías de los países del E7 superarán en tamaño a las del G7 y que, a finales de 2050, serán un 75% más grandes. 

A la vista de los cambios que se están produciendo en la economía, ¿qué oportunidades tienen las empresas de la Comunidad Valenciana? Azcona explica que en estos países se espera “un crecimiento en infraestructuras, una reducción de la “distancia” tecnológica así como una clase media con importantes tasas de crecimiento y con capacidad de consumo”.

Una situación atractiva que abre importantes oportunidades para compañías de diversos sectores como la construcción, servicios, el comercio, la industria etc. “Es importante destacar -prosigue Azcona-, que lo que en los países más desarrollados es tecnología o conocimiento básico, puede ser novedoso en otros países generándose nuevas oportunidades para nuestras empresas. Las empresas tienen que valorar cada mercado y plantearse ir más allá de la exportación”.

Respecto de los objetivos de las empresas que se instalan, estos dependerán de la estrategia y el enfoque, cliente/producto/país de cada empresa, por ejemplo en China hay un importante mercado interior, pero a la vez proporciona una buena plataforma para la producción y exportación, aconseja el responsable de PwC en Fiscalidad Internacional y Precios de Transferencia en Levante. 

Costes fiscales 

Para que resulte atractiva la inversión empresarial en aquellos mercados, la Administración debe fomentar e implementar acuerdos que generen un entorno propicio para el desarrollo de los negocios a nivel internacional. Sobre todo en materia fiscal.

Los costes fiscales están íntimamente relacionados con el nivel de negocio que se desarrolla en el extranjero, a mayor nivel de funciones desarrolladas en el país destino mayor será el coste fiscal. No es lo mismo tener una oficina de representación que una filial que produce bienes para su venta.

En general, señala Azcona, son fundamentales “los acuerdos comerciales que potencian el comercio internacional y fomentan la inversión, así como los APPRIs (Acuerdos de Promoción y Protección Reciproca de Inversiones) que tienen por objeto el proteger la inversión extranjera, dándole un el mismo trato o nivel de protección que la inversión que haría una empresa o persona del propio país”.

Igualmente recuerda que es fundamental tener convenios de doble imposición entre España y estos países para evitar la doble imposición que afecta negativamente la rentabilidad de las inversiones.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter