Adiós a los tiques y nuevos plazos para facturar

Socios Director y Asociado del Dpto. Fiscal. Tomarial, Abogados y Asesores Tributarios.

2013-mayo-opi-tomarial-ballester

Antonio Ballester

Desde el año 2011 venimos asistiendo a una batería de reformas y novedades fiscales sin precedentes en nuestro ordenamiento jurídico: subidas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), cambios en el Impuesto sobre Sociedades (IS), amnistía fiscal, renacimiento del Impuesto de Patrimonio (IP), cambios en los tipos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), ley de lucha contra el fraude fiscal, etc.

Sin embargo, para este año 2013 debemos tener en cuenta una novedad más: el nuevo Reglamento de Facturación, aprobado por real decreto 1619/2012, de 30 de noviembre. Este nuevo Reglamento se publicó el 1 de diciembre del pasado año, entrando en vigor el 1 de enero de 2013, sustituyendo al anterior Reglamento, aprobado por real decreto 1496/2003.

Con la finalidad de establecer un sistema armonizado con la Unión Europea (UE), traspone a nuestro ordenamiento jurídico distintas directivas de la UE, introduciendo cambios significativos respecto de los cuales llamamos la atención sobre los siguientes.

 

Miguel Ángel Molina

Miguel Ángel Molina

Supuestos de facturación

A) Se aclaran los supuestos en los que se deben aplicar las normas de facturación establecidas en el mismo, introduciendo las siguientes normas:

> Cuando la entrega de bienes o la prestación de servicios se realice en el territorio de aplicación del impuesto (TAI), excepto que proveedor o prestador no esté establecido en el TAI, el sujeto pasivo sea el destinatario para quien se realice la operación y la factura no sea expedida por éste por tener acuerdo con el sujeto pasivo para expedir la factura. 

> Cuando el proveedor o prestador esté establecido en el TAI, tenga en el mismo establecimiento permanente o el lugar de su domicilio o residencia habitual, a partir del cual se efectúa la entrega de bienes o prestación de servicios y, conforme a las reglas de localización, se sitúe en el TAI en los siguientes supuestos: 1º. Operación sujeta en otro estado miembro, el sujeto pasivo sea el destinatario y éste no expida la factura por no estar autorizado por el sujeto pasivo. 2º. Operación que se entienda realizada fuera del TAI. 

B) No existirá obligación de expedir fact n el caso de determinadas prestaciones y servicios financieros y de seguros, salvo cuando dichas operaciones se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del impuesto o en otro estado miembro de la Unión Europea y estén sujetas y no exentas.

Factura simplificada

C) Comentaremos un cambio que afecta a un elevado número de empresas y obligados a facturar, como es el establecimiento de un nuevo sistema de facturación basado en dos tipos de facturas: la factura completa u ordinaria y la factura simplificada, que sustituye a los famosos y populares tiques.

En base a dicha opción, se podrá optar por la factura simplificada en los supuestos siguientes:

> Cuando el importe de la factura no exceda de 400 euros (IVA incluido).

> Cuando se trate de facturas rectificativas.

> Cuando el importe no exceda de 3.000 euros (IVA incluido), para los supuestos en que con el anterior reglamento de 2003 se hubiera podido expedir tiques.

Sin embargo, en cuanto al ámbito de aplicación de facturas simplificadas, se prohíbe su aplicación en los siguientes supuestos:

> Entregas intracomunitarias de bienes exentos.

> Entregas de bienes cuya expedición o transporte se inicie en otro estado miembro con distinto al mencionado territorio y concurran determinados requisitos (ventas a distancia) y determinadas entregas de bienes que sean objeto de impuestos especiales, cuando se realicen en el territorio de aplicación del IVA (TAI).

> Entregas de bienes o prestaciones de servicios realizadas en el TAI, cuando el proveedor del bien o el prestador del servicio no esté establecido, el sujeto pasivo sea el destinatario y la factura sea expedida por éste al estar autorizado por el proveedor o el prestador.

> Cuando el proveedor o prestador esté establecido en el TAI, o tenga en el mismo un establecimiento permanente o, en su defecto, el lugar de su domicilio o residencia habitual, a partir del cual se realiza la operación y, conforme a las reglas de localización, se sitúe fuera del TAI en los siguientes supuestos: 1º. Operación sujeta en otro estado miembro, el sujeto pasivo sea el destinatario, y éste no expida la factura por no estar autorizado el sujeto pasivo. 2º. Que la operación se entienda realiza fuera de la UE.

El contenido de las facturas simplificadas deberá ser el siguiente:

> Numeración de la factura, que deberá ser correlativa.

> Fecha de expedición.

> Fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la expedición de la factura.

> Identificación del tipo de bienes entregados o servicios prestados.

> El tipo impositivo que se aplique y, opcionalmente, la expresión “IVA incluido”.

> Cuando una misma factura comprenda operaciones sujetas a diferentes tipos impositivos, deberán especificarse por separado, diferenciando también la base imponible correspondiente a cada una de las operaciones.

> El número de identificación fiscal, así como el nombre y apellidos.

> Tipo de IVA aplicado y, opcionalmente, también la expresión de “IVA incluido”.

> Contraprestación total.

En cuanto a los requisitos formales que se deben cumplir para que un empresario o profesional pueda ejercitar el derecho a deducción, deberá exigir al expedidor de la factura simplificada, además de la información anterior, los datos siguientes:

> Número de identificación fiscal atribuido por la administración española o, en su caso, por otro estado miembro, así como el domicilio del destinatario de las operaciones.

> La cuota tributaria que, en su caso, se repercuta, que deberá consignarse por separado.

Factura electrónica

D) La nueva regulación supone un impulso a la facturación electrónica, estableciéndose una nueva definición de la misma, como aquella que, cumpliendo los requisitos establecidos en el propio Reglamento, haya sido expedida y recibida en formato electrónico, y como requisito esencial para su uso, la aceptación de su uso por parte del receptor.

En todo caso, las facturas en papel o electrónicas deben reflejar la realidad de las operaciones que documentan y corresponderá a las sujetos pasivos garantizar esta certidumbre durante toda su vigencia, sin que esta exigencia pueda suponer la imposición de nuevas cargas administrativas.

Al respecto de la factura electrónica, debemos tener en cuenta el informe evacuado por la Dirección General de Tributos, de fecha 16 de enero de 2013, que establece la forma en el que destinatario de la factura electrónica debe prestar su consentimiento.

Nuevos plazos 

Finalmente, en cuanto al plazo de expedición, se establece un plazo armonizado para la expedición de las facturas que, con carácter general, será en el momento de realizarse la operación, y que para el caso de facturas recapitulativas, deberán expedirse, como máximo, el último día del mes natural en que se hayan efectuado las operaciones.

Sin embargo, si el destinatario es empresario o profesional que actúa como tal, tanto en operaciones interiores como transfronterizas, deberán expedirse antes del día 16 del mes siguiente a aquel en que se haya producido el devengo del IVA o se inicie el transporte correspondiente a la operación que se documente, respectivamente.

Esta modificación puede suponer que para las operaciones que tengan lugar durante la primera quincena de cada mes, se podrá facturar más tarde (hasta el día quince del mes siguiente) que en 2012, cuando se debía facturar en el plazo máximo de un mes desde la fecha de realización de la operación, y siempre antes del día 16 del mes siguiente al del fin de cada periodo de liquidación del IVA (trimestral o mensual).

Conforme puede observarse, este nuevo Reglamento apuesta por las nuevas tecnologías, que poco a poco van entrando en nuestro tejido empresarial, agilizando los procedimientos tributarios, y así apuesta por la armonización de normas respecto a las aplicadas en Europa y un mayor control de las operaciones.

www.tomarial.com

Suscríbete a nuestra newsletter