La necesaria financiación de nuestras empresas

Archivado en: 
CESCE

Joaquín Montsant

Director Territorial Zona Este. Cesce.

Una gran parte de los economistas y analistas de las principales instituciones y organismos públicos y privados coinciden en que, uno de los principales retos que todavía tiene que superar la economía española, es la falta de financiación de nuestras empresas y que el sistema financiero vuelva a conceder crédito; es decir, que fluya la financiación.

Durante los últimos años hemos visto que, a pesar de su trascendencia, la reactivación de los flujos de crédito ha sido una asignatura pendiente y un impedimento para que las compañías consigan los recursos necesarios para invertir en nuevas áreas, mejorar sus productos, expandirse a otros mercados o reinventar la propia organización en aras de volver a la senda del crecimiento; del tan necesario incremento de ventas.

La falta de liquidez en los mercados está afectando a todos los jugadores del sector productivo español, pero sobre todo a la Pyme. La dificultad de acceder a la financiación impide el desarrollo de una empresa, que no podrá invertir en la mejora de sus productos y/o servicios para competir en un mercado tan maduro y contraído, por desgracia, como el español. También limita sus posibilidades de salir al exterior para suplir la caída de la demanda interna, ya que todo proceso de internacionalización lleva implícita una importante inversión de capital.

Mientras España está recuperando la credibilidad en los mercados internacionales y la marca Made in Spain gana terreno, las dificultades de acceso al crédito hacen que las empresas españolas hayan perdido cierta competitividad en los mercados extranjeros, al tener que financiarse, en el mejor de los casos, a una tasa de interés muy elevada: mientras que una empresa alemana se financia al 3%, una española con el mismo nivel de solvencia empresarial lo hace al 11%. Con este diferencial tan elevado es muy difícil competir en los mercados exteriores.

Ayudas a la financiación 

2013-mayo-opi-cesce-bola-mundoLa situación ha sido reconocida en varias ocasiones por nuestro Gobierno, que ha tomado ciertas medidas de cara a la financiación de las empresas españolas (sobre todo a través de las líneas de crédito del ICO), y que también ha propuesto adoptar medidas europeas para lograr que, en la práctica, empresas similares de diferentes países se beneficien de un “tipo de interés único” cuando soliciten financiación.

Consciente de que el futuro de la empresa española pasa por la reactivación de los flujos de crédito, Cesce ha apostado por ayudar a las empresas a obtener financiación, a través de diversas soluciones que se adaptan a las actuales necesidades de las empresas, y ofrecer una herramienta única que les permita garantizar sus cobros y compromisos de pago para poder crecer.

La principal solución puesta en marcha por Cesce es el Fondo Apoyo a Empresas, un nuevo canal de financiación que facilita a las compañías la obtención de liquidez de forma ágil y segura. Esta nueva herramienta de Cesce ofrece financiación a un tipo de interés muy competitivo y mantiene libres las líneas bancarias, al tratarse de un canal de financiación no bancario. El Fondo adquiere sin recurso el crédito por el importe cubierto por Cesce y, en un plazo máximo de seis días, pone la financiación a disposición del cliente.

El Fondo Apoyo a Empresas es una solución para todas las empresas, independientemente del tamaño y sector. De esta manera, Cesce ofrece una fuente de financiación no cíclica, lo que evita un coste final total más elevado. Con este tipo de iniciativas, Cesce quiere ofrecer una solución novedosa, que permita recuperar el crecimiento de nuestras empresas, apostando por la mejora de su competitividad y de su expansión exterior.

Una tarea compleja que requiere del esfuerzo conjunto de todos los agentes económicos del sistema, pero que, sin duda, redundará en el impulso necesario y definitivo para estar un paso más cerca del crecimiento sostenible.

www.cesce.es

Suscríbete a nuestra newsletter